miércoles, 13 de diciembre de 2017

EE.UU. discutió con China qué hacer en caso de colapso del Gobierno de Kim Jong-un

EE.UU. discutió con China qué hacer en caso de colapso del Gobierno de Kim Jong-un
El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, fotografiado en Pekín con motivo de su encuentro con su homólogo chino, Wang Yi, el 30 de septiembre de 2017. Lintao Zhang / Reuters

Funcionarios de ambos países conversaron sobre cómo garantizar que las armas nucleares norcoreanas no terminen en "manos indeseables" en caso de caída del actual líder, ha revelado el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson.

EE.UU. y China habían venido discutiendo qué hacer con las armas nucleares de Corea del Norte en caso de colapso del Gobierno de Kim Jong-un, reveló este martes el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, en el foro del Consejo Atlántico.

El diplomático detalló que funcionarios estadounidenses habían mantenido conversaciones con sus contrapartes chinas sobre cómo garantizar que esas armas no terminaran en "manos indeseables".

Además, según Tillerson, a Pekín se le había asegurado de que si las fuerzas estadounidenses tuvieran que entrar en Corea del Norte, retrocederían hacia el Sur en cuanto terminara la operación.

Pekín también está trabajando en sus propios planes de contingencia para enfrentar un flujo masivo de refugiados norcoreanos hacia China si el régimen de Pionyang se derrumbara, agregó el secretario de Estado norteamericano.

Según Reuters, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang, eludió responder directamente a una pregunta sobre esos comentarios, pero destacó que Pekín siempre ha dejado claro a todos sus interlocutores que "no puede haber ni guerra ni caos" en la península coreana.
Tillerson, a Corea del Norte: "¿Podemos al menos sentarnos y vernos cara a cara?

Con todo, el jefe de la diplomacia estadounidense aseguró también que Washington está listo para sentarse a la mesa de negociaciones con Pionyang "sin condiciones previas".

"Reunámonos y hablemos sobre el clima si lo desean. Podemos hablar sobre si va a ser una mesa cuadrada o una mesa redonda, si eso es lo que les entusiasma", enfatizó Tillerson. El secretario de Estado añadió: "¿Pero podemos al menos sentarnos y vernos cara a cara, y luego comenzar a trazar un mapa, una hoja de ruta?"
La tensión en la península coreana se avivó nuevamente a finales de noviembre, cuando Piongyang, tras dos meses y medio de relativa tranquilidad, efectuó la prueba de su misil balístico intercontinental Hwaseong-15.



  • Este nuevo tipo de misil voló durante 53 minutos, alcanzó una altura de 4.475 kilómetros y cubrió una distancia de 950 km.
  • Tras este ensayo, Corea del Norte anunció que el Hwaseong-15 tiene capacidad para portar una ojiva nuclear y para alcanzar cualquier parte del territorio estadounidense.


RT

0 comentarios: