jueves, 7 de diciembre de 2017

"EE.UU. y sus gendarmes en Honduras dominan las instituciones nacionales tras el golpe de Estado"

"EE.UU. y sus gendarmes en Honduras dominan las instituciones nacionales tras el golpe de Estado"
El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya. Jorge Lopez / Reuters

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, se pronuncia sobre la situación en su país en una entrevista concedida a RT.

Honduras vive un nuevo momento de incertidumbre política. A raíz de las elecciones presidenciales el pasado 26 de noviembre, el país centroamericano ha entrado en un período de caos y conflicto.

El Tribunal Supremo Electoral tardó más de una semana en anunciar los resultados electorales finales, lo que hizo a muchos sospechar que se estaba produciendo un fraude.

Desde la oposición, se denuncia un golpe electoral en un país donde apenas hace 8 años hubo un golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, quien actualmente forma parte de la alianza opositora. El expresidente ha compartido sus opiniones al respecto en el programa de Eva Golinger 'Detrás de la noticia'.

"Un régimen arbitrario y autoritario"


El político ha declarado que "el Tribunal de las Elecciones está captado por el Gobierno, la Corte de Justicia y el Congreso también".

"Las instituciones desde el golpe de Estado las domina EE.UU. con sus gendarmes aquí. Esto no ha cambiado, aquí hay un régimen arbitrario y autoritario. Y el pueblo se cansó de 8 años de represión y derrotó el fraude en las urnas", ha aseverado Zelaya al indicar que ahora están manipulando los resultados en el Tribunal Electoral.

"El presidente violó la Constitución"


"El presidente actual violentó la Constitución; aquí la Constitución prohíbe la reelección. EE.UU. y las ONG norteamericanas guardaron silencio y la comunidad internacional también, al igual que la Iglesia, los militares y las empresas privadas", ha recalcado Zelaya.

"Después de violar la Constitución, el presidente actual se inscribió ilegalmente, y, mientras nosotros [la oposición] protestábamos en las calles y nos gasearon, el resto del mundo seguía guardando silencio. Dentro del edificio del Congreso Nacional nos lanzaron bombas lacrimógenas a los diputados del Congreso nacional", ha denunciado el expresidente.

"Anunciamos que había un fraude, pero las elecciones siguieron su curso. Malos censos, duplicaciones de identidades, muertos votando, gente que vive en EE.UU. inscrita con doble censo aquí; todo esto sucedió, pero aún así vencimos con el pueblo el fraude en las urnas", ha asegurado el político hondureño refiriéndose al candidato opositor Salvador Nasralla.

"Luego en el conteo empezaron a manipular las urnas en el Tribunal de Elecciones, que está controlado por el presidente", ha subrayado Zelaya.


"Estaremos en las calles permanentemente"


Sin embargo, "está claro que EE.UU. no puede seguir apoyando a una dictadura contra el pueblo".

"Si dejaran al presidente actual impuesto, no va a poder gobernar ni Washington, ni el presidente actual, porque el pueblo estará en las calles permanentemente todos los años hasta que se establezca un régimen democrático", ha asegurado Zelaya.

"Conciencia colectiva está impulsando los cambios"


El expresidentes ha descrito la situación actual en Honduras como "un proceso pacífico, pero revolucionario y democrático". "El pueblo ya se cansó del Gobierno representativo que ya no funciona en Honduras: el pueblo quiere participar, quiere que se le consulte", ha insistido.

Además, el antiguo mandatario ha agregado que existe ya una conciencia colectiva en el pueblo hondureño que está impulsando los cambios, contra los cuales se oponen las fuerzas conservadoras. "Esta alianza se llama Alianza de Oposición contra la Dictadura. Así la inscribimos, y así ganó las elecciones", ha recordado el expresidente.

Asimismo, Zelaya ha asegurado que la oposición no dejará que al pueblo se le robe otra vez, como sucedió después del golpe de Estado: "Han saqueado las instituciones del Estado. Aquí hay un escándalo de 7.000 millones, los que saquearon del Fondo de la Seguridad Nacional".

"No han podido gobernar: los precios del combustible y de la energía son los más altos del mundo, las empresas privadas están deprimidas por los impuestos, la gente ya no lo resiste el régimen que está imponiendo Washington aquí", ha lamentado.

"Por esto queremos cambios y dialogar en este sentido", ha concluido el exlíder de Honduras.

RT

0 comentarios: