miércoles, 27 de diciembre de 2017

Erdogan califica a Al-Asad de "terrorista" y pide su cabeza

Erdogan califica a Al-Asad de "terrorista" y pide su cabeza
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ofrece una conferencia de prensa en Túnez, 27 de diciembre de 2017.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha arremetido este miércoles con virulencia contra su homólogo sirio, Bashar Al-Asad, calificándolo de ‘terrorista’ en una conferencia de prensa en Túnez.

“Es imposible hallar una solución a la crisis siria con Al-Asad, es un terrorista que dirige un Estado de terror”, ha dicho este miércoles Erdogan en una rueda de prensa conjunta con su homólogo tunecino, Baji Kaid al-Sibsi.

De acuerdo con las palabras de Erdogan, el mandatario sirio practica terrorismo de estado y, por ello, no puede ser parte de la solución al conflicto sirio —una tesis muy cercana a las que promulga la Casa Blanca—.

Tras asegurar que en el futuro de Siria no hay lugar para Al-Asad, el presidente turco ha explicado que este ha destruido su país, por lo que permitir que se mantenga en poder sería un acto de traición a la memoria de sus víctimas y de sus familiares.

En la actualidad, cuando las conversaciones de Astana y Ginebra están llegando a su fin, Ankara quiere, ha señalado Erdogan, que el pueblo sirio tome sus decisiones sobre su futuro con la garantía absoluta de que nadie las entorpecerá.

Es imposible hallar una solución a la crisis siria con Al-Asad, es un terrorista que dirige un Estado de terror”, afirma el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

“De ninguna manera vamos a hablar con Al-Asad”, ha dicho el dignatario para volver a reiterar su postura respecto al destino del jefe del Estado sirio.

En otra parte de su intervención, el presidente turco ha tachado de “ilegal” la decisión estadounidense de reconocer Al-Quds (Jerusalén) como “capital” del régimen israelí.

Sobre este asunto, Erdogan ha destacado que la comunidad internacional demostró con la votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) que Washington ha cometido un error con su pretensión de cambiar el estatus de Al-Quds, anunciada por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Con estas afirmaciones de Erdogan se disipa cualquier esperanza de un posible acercamiento entre los Gobiernos sirio y turco, ahora que se acerca el fin de la presencia terrorista en el país árabe.

Dadas las circunstancias actuales, es imprevisible pronosticar cómo tratará Turquía de influir en las decisiones venideras sobre Siria, cuando en el pasado Ankara prestaba apoyo logístico a los grupos terroristas que operaban en el territorio sirio.

hispantv

0 comentarios: