viernes, 8 de diciembre de 2017

Japón planea equipar a sus aviones de combate con armas capaces de atacar a otros países

Japón planea equipar a sus aviones de combate con armas capaces de atacar a otros países
Misiles de crucero de gran alcance que se desarrolla conjuntamente por Raytheon y Lockheed Martin para cazabombarderos F-35. raytheon.com

El Gobierno de Japón, cuyo Ejército no dispone de medios de ataque a otros países, tiene la intención de equipar a sus cazas con misiles de crucero aire-tierra de largo alcance.

El Ministerio de Defensa de Japón va a solicitar financiación adicional en el presupuesto del próximo año fiscal para dotar de misiles de crucero de largo alcance a sus aviones de combate, comunicó este viernes el ministro de Defensa, Itsunori Onodera, citado por la agencia Kyodo.

Onodera negó que las nuevas adquisiciones constituyan un cambio en la política estrictamente defensiva de Japón, según la cual las Fuerzas de Autodefensa no pueden poseer capacidad de atacar el territorio de otros países.

"Nuestra forma de pensar no ha cambiado para nada", dijo Onodera, quien enfatizó que Japón apuesta por que la capacidad de ataque la tenga Estados Unidos, su principal aliado en materia de defensa.

El Ministerio solicitó un presupuesto récord para el año fiscal 2018 en agosto pasado, buscando contrarrestar la amenaza de los misiles balísticos y las armas nucleares de Corea del Norte.

A día de hoy Japón no tiene armas con las cuales atacar las bases militares de otros Estados.

Mientras que la Constitución de la posguerra de Japón renuncia a la guerra y al mantenimiento del "potencial de guerra", el Gobierno sostiene que la Constitución permite la capacidad de ataque siempre que pueda considerarse una medida de autodefensa.

Los misiles que piensa adquirir Japón son los JSM del consorcio noruego Kongsberg Defence & Aerospace, con un alcance de aproximadamente 500 kilómetros, y los misiles JASSM-ER y LRASM de Lockheed Martin, cada uno con un alcance de aproximadamente 900 kilómetros.

Los JSM serán anclados en los cazas furtivos F-35 de la Fuerza Aérea nipona, mientras que los JASSM-ER y LRASM posiblemente sean portados por los cazabombarderos pesados F-15, también de producción estadounidense.

RT

0 comentarios: