viernes, 1 de diciembre de 2017

La prueba atómica más potente y peligrosa de Corea del Norte aún estaría por realizarse

La prueba atómica más potente y peligrosa de Corea del Norte aún estaría por realizarse
Imagen sin fecha del misil Hwasong-15 publicada por la Agencia de Noticias de Corea del Norte en Pyongyang el 30 de noviembre de 2017. Reuters

Tras el éxito alcanzado por el lanzamiento del misil Hwansong-15 el pasado miércoles, Pionyang deja ver que aún no ha realizado su prueba más contundente.

El lanzamiento este miércoles del misil Hwansong-15 desde la costa occidental de Corea del Norte fue un éxito. El proyectil voló una distancia de 960 kilómetros en alrededor de 50 minutos y alcanzó una altura de 4.500 kilómetros, superando en más de 10 veces la altura a la que orbita la Estación Espacial Internacional.

Respuesta a constantes amenazas


Sin embargo, Corea del Norte ha insinuado que puede realizar una prueba aún más peligrosa, que tendría efectos devastadores. Tras las constantes amenazas cruzadas entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, el ministro de Exteriores del país asiático amenazó en septiembre con responder a las provocaciones con la detonación más poderosa de una bomba de hidrógeno en el Pacífico, según dijoen declaraciones a la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El atractivo de una prueba atmosférica es obvio: crearía una sensación de temor como no se produce con una explosión en el interior de un túnel. Las pruebas subterráneas, como la que realizó Estados Unidos en Bikini Atoll en 1948, originan ondas sísmicas, mientras que una prueba atmosférica genera una aterradora nube de hongo.

El impacto que provocaría una prueba atmosférica sería más notable que una prueba subterránea, dejando el destino de las naciones próximas a Pionyang a merced de la precisión de sus armas.


"Una prueba nuclear atmosférica cambiaría el juego"


Jenny Town, experta en Corea del Norte y redactora jefa de la web Norte 38, recalcó que "si Corea del Norte realiza una prueba nuclear atmosférica, realmente cambiaría el juego. La cantidad de contaminación que causaría, tanto en la atmósfera como en el océano ,es algo que durará por años". El mayor peligro que encierra este tipo de pruebas nucleares es la contaminación medioambiental radiactiva, que consiste en la diseminación en el ambiente de material radiactivo producido por la detonación.

En la misma línea, el secretario de Estado de EE.UU. para asuntos del este de Asia, Daniel R. Russel, explicó que "el impulso de Corea del Norte para obtener una fuerza disuasoria nuclear de misiles está 'completa' si lo dice Kim Jong-un".


Corea del Norte podría no tener otra opción


Tras la prueba subterránea de un arma nuclear que provocó deslizamientos de tierra y derrumbes y, según los expertos, fue 10 veces más poderosa que la bomba de Hiroshima, Corea del Norte podría llevar a cabo una prueba similar sobre el Pacífico, pero con una intensidad mucho mayor.

La escogencia del sitio de detonación se debe a que una filtración de material radiactivo en el suelo podría llegar hasta la frontera de China, lo que Pekín consideraría como un ataque al país, según Town, por lo que Pionyang decidiría no arriesgarse y optaría por realizar una prueba atmosférica.


Una actuación de consecuencias devastadoras


Teniendo en cuenta que el océano Pacífico es una fuente de alimentos y un medio de subsistencia, detonar una bomba nuclear en sus aguas supondría la muerte directa e indirecta de millones de seres vivos, además de suponer graves consecuencias para el medio ambiente por la radiactividad, señalan expertos en el tema.

Asimismo, la detonación atmosférica de un arma nuclear conllevaría la aparición de pulsos electromagnéticos, lo que podría destruir la red eléctrica.

  • "Este misil tendría un alcance más que suficiente para llegar a Washington D.C. y, de hecho, a cualquier parte de la zona continental de EE.UU., escribió David Wright, codirector de la Unión de Científicos Comprometidos, en su blog All Things Nuclear.
  • El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, agregó que el lanzamiento de misiles de Corea del Norte representa una "amenaza mundial", ya que sigue poniendo en peligro "la paz mundial".
  • "No buscamos la guerra con Corea del Norte, pero si llega, se deberá a los actos constantes de agresión, como el de ayer. Si llega la guerra, el régimen norcoreano quedará completamente destruido", afirmó la embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas, Nikki Haley, durante la sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU este miércoles.


RT

0 comentarios: