viernes, 1 de diciembre de 2017

"Me siento asqueada y rebajada": La hermana de Mark Zuckerberg denuncia acoso sexual en pleno vuelo

"Me siento asqueada y rebajada": La hermana de Mark Zuckerberg denuncia acoso sexual en pleno vuelo
Randi Zuckerberg habla durante un encuentro juvenil en Kuala Lumpur, Malasia, 17 de noviembre de 2009. Bazuki Muhammad / Reuters

Las azafatas minimizaron las reiteradas quejas de esa mujer, que fue víctima de vejaciones durante tres horas de viaje.

Randi Zuckerberg, hermana del cofundador de Facebook y directora ejecutiva de Zuckerberg Media, reveló este 30 de noviembre los detalles de un desagradable episodio que vivió durante un vuelo en primera clase en el que soportó el acoso verbal de otro pasajero y denunció la falta de reacción de las auxiliares de vuelo ante esa situación.

Esta mujer ha publicado en su cuenta de Twitter una copia del correo electrónico que escribió a la dirección de la compañía Alaska Airlines, en uno de cuyos vuelos de Los Ángeles (California, EE.UU.) a Mazatlán (Sinaloa, México) ocurrió el incidente.

Nada más subir al avión, el hombre que se encontraba a su lado comenzó a proferir repetidas observaciones de carácter "explícitamente sexual y obsceno".
Sin filtro

El acosador "comenzó a hablar de tocarse" y le preguntó reiteradamente si "fantaseaba con su colega" —una mujer que acompañaba a Randi Zuckerberg— y realizó "apreciaciones sobre los cuerpos" de otras pasajeras que subían a bordo y "muchos otros comentarios igualmente horripilantes y ofensivos", detalló la víctima del acoso.


Al sentirse "asqueada y rebajada" por las palabras lascivas del locuaz pasajero, Zuckerberg se quejó a las asistentes de vuelo, quienes le explicaron que "era un viajero frecuente" de esa ruta al que ya le habían llamado la atención por portarse de la misma manera en ocasiones anteriores, así que "no lo tome como algo personal" porque "no tiene filtro".

Tras esta recomendación, las azafatas preguntaron sonrientes al acosador si se estaba comportando bien. Mientras tanto, le sirvieron numerosas bebidas alcohólicas en diversas ocasiones.
Horas de incomodidad

Ante su sensación de "extrema incomodidad", el personal de a bordo ofreció a la damnificada cambiarse a un asiento en la parte trasera de la aeronave, pero permaneció en su lugar y padeció impertinencias durante las tres horas que duró el viaje: "¿Por qué debo cambiarme de asiento yo?" y "¿No deberían haber echado del avión a ese hombre?", son algunas de las preguntas que realizó Randi Zuckerberg.

La compañía aérea contestó a la damnificada que "ha iniciado una investigación" sobre este incidente "tan perturbador" y, de manera preventiva, ha "revocado los privilegios de vuelo" del pasajero señalado.

RT

0 comentarios: