sábado, 2 de diciembre de 2017

Vicealmirante argentino sobre el submarino: "Hay evidencia que apoyaría lo declarado por la Armada"

Vicealmirante argentino sobre el submarino: "Hay evidencia que apoyaría lo declarado por la Armada"

El tiempo transcurrido y las condiciones en que se encuentran impiden sostener que los 44 tripulantes del sumergible desaparecido puedan estar vivos, afirmó el vocero de la Armada Argentina.

La Armada Argentina ha dado por concluidas sin éxito las tareas de rescate del submarino ARA San Juan, que desapareció hace 17 días con 44 tripulantes a bordo. El portavoz de la institución militar, Enrique Balbi, comentó que ya no hay esperanza de encontrarlos con vida.

Asimismo, el portavoz destacó que los objetivos principales ahora se centran en seguir buscando el submarino y prestar ayuda a los familiares. La Armada declaró que se analizan tres contactos detectados en el fondo del Atlántico para determinar si se trata del ARA San Juan.

Según explica el vicealmirante retirado de la Armada, Antonio José Mozzarelli, los militares del país sudamericano tendrán que analizarlos uno por uno "para ver cuál de ellos reuniría las características propias correspondientes al submarino San Juan".

El tiempo para una posible supervivencia


Respecto a cómo se define que el tiempo para una posible sobrevivencia llegó a su fin son las reservas de oxígeno puro abordo y de capsulas de cal soda para fijar el adherido carbónico con el fin de mantener el aire respirable en los valores normales, aseguró Mozzarelli.

Por otro lado, según ha indicado el exmilitar, no se ha recibido de parte del buque información sobre cualquier acción que pudo haberse desarrollada del interior "como soplo de tanque, comunicaciones por teléfono subacuo, lanzamiento de bengalas: una serie de acciones que está al alcance de la tripulación y que no han ocurrido".

"Esto es una evidencia que apoyaría lo declarado por la Armada", subraya Mozzarelli. "La teoría es que le ha ocurrido algo repentino y violento que les ha impedido tomar acciones a continuación".

¿Que podría haber pasado?


Cuando se cargan las baterías en un submarino, en la última parte de la carga se produce hidrógeno, cuenta el vicealmirante. Este gas, en determinadas concentraciones, es explosivo. Para controlar el porcentaje del hidrogeno hay equipos quemadores a bordo del submarino que se ponen en servicio automáticamente para mantener los porcentajes de este gas en los niveles normales.

Por ello, una de las hipótesis es que un problema en esta área pudo haber desencadenado una explosión.

Carteles en apoyo a los 44 miembros de la tripulación del submarino ARA San Juan, en Mar del Plata, Argentina, el 20 de noviembre de 2017. / Marcos Brindicci / Reuters

La otra probabilidad es una posible entrada de agua salada por el snorkel, apunta Mozzarelli. En condiciones normales, no debería ocurrir. "Para que haya entrado agua salada y haya llegado a las baterías, es porque la cantidad ha sido considerable", asevera el vicealmirante.

El día 14 informaron que estaban trabajando sobre un problema parecido, según Mozzarelli. Aparentemente, al día siguiente largaron un despacho de rutina con su posición y velocidad sin mencionar el incidente, con lo que daban a entender que el problema del día anterior había sido controlado.

"Eso no significa que un problema como ese posteriormente haya tenido recurrencia con otras características más difíciles de controlar", recalcó el vicealmirante.

Quejas de los familiares


De acuerdo con el exmilitar, la Armada Argentina "se ha situado en un plano prudente con la mejor información que tenía en cada momento" respecto a la ansiedad de los familiares que querían tener algún resultado.

RT

0 comentarios: