viernes, 12 de enero de 2018

Indígenas en Brasil temen que aumenten amenazas a sus derechos

 Indígenas en Brasil temen que aumenten amenazas a sus derechos
En 2018 habrá grandes desafíos para los pueblos originarios de Brasil. | Foto: @AdrianateleSUR

Ante el alarmante avance de los asuntos de carácter neoliberal que comprometen los derechos de los indígenas en Brasil, la Asociación de los Pueblos Indígenas advirtió que buscará apoyo de organismos internacionales.

De cara a las elecciones presidencial y legislativas de 2018 en Brasil, el Consejo Indigenista Misionario (CIMI) teme que se incrementen las amenazas a los derechos de los pueblos indígenas, debido al enfrentamiento con grupos conservadores en el Congreso Nacional brasileño.

El escenario puede volverse aún más arduo para los pueblos indígenas, debido a los diputados que integran el Frente Parlamentario Agropecuario, que intensifican las acciones en defensa del sector en el Legislativo para lograr más apoyo, explicó este jueves el secretario ejecutivo del CIMI, Cleber Buzatto.

"Necesitamos estar atentos porque es muy probable que la bancada 'ruralista' intente de todas formas votar los asuntos que corresponden a sus intereses", advirtió.

Según el último censo de 2010, en Brasil viven 896.900 indígenas pertenecientes a 305 etnias, que representan el 0,4 por ciento de los 202 millones de habitantes. | Foto: Brasil de Fato

En el Congreso Nacional de Brasil es larga la lista de propuestas que amenazan los derechos de los pueblos indígenas y que pueden ser aprobadas en el transcurso de este año.

Entre los proyectos destacan el Proyecto de Ley (PL) número 3.729, de 2004, que pretende flexibilizar el permiso ambiental para las actividades agrícolas y pecuarias. Otro proyecto a ser votado es el PL número 4059 de 2012, que libera la venta de tierras rurales brasileñas a extranjeros sin restricciones. Ambos se están tramitando en la Cámara de Diputados.

Ante esto, el militante de la Asociación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), Paulino Montejo, afirmó que la gran preocupación de las comunidades originarias es la pérdida de sus territorios, de aprobarse estas medidas.

"El mayor problema es la disputa territorial, hay un temor instalado. Los pueblos indígenas se sienten una vez más moneda de cambio para los intereses del agronegocio y también para el Gobierno del presidente de facto de Brasil, Michel Temer", lamentó Montejo.

El juego político en torno al derecho a la tierra implica también la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) 215, que transfiere la responsabilidad sobre la demarcación de los territorios ancestrales del Ejecutivo al Legislativo.

Según el último censo de 2010, en Brasil viven 896.900 indígenas pertenecientes a 305 etnias, que representan el 0,4 por ciento de los 202 millones de habitantes.

Sus áreas ocupan el 12 por ciento del territorio y la gran mayoría están en la Amazonía, considerada la mayor joya natural del planeta y una reserva de biodiversidad.

telesurtv

0 comentarios: