domingo, 22 de febrero de 2015

Lactancia materna refuerza sistema inmunitario de los niños

Lactancia materna refuerza sistema inmunitario de los niños

La lactancia materna y otros factores influyen en el desarrollo del sistema inmunológico de un bebé y la susceptibilidad a las alergias y el asma mediante las bacterias que están en su intestino, según un estudio realizado por investigadores del Hospital Henry Ford, en Detroit, Estados Unidos.

La lactancia materna y otros factores influyen en el desarrollo del sistema inmunológico de un bebé y la susceptibilidad a las alergias y el asma mediante las bacterias que están en su intestino

Se sabe que el microbioma intestinal -la colección de microorganismos presentes en el tracto gastrointestional- juega un papel importante en el desarrollo del sistema inmune y se cree que contribuye a una serie de enfermedades como la obesidad, patologías autoinmunes, trastornos de la circulación, alergias pediátricas e infección.

En seis estudios separados, los investigadores buscaron evaluar si la lactancia materna y factores de la madre y el nacimiento tuvieron ningún efecto sobre el microbioma intestinal de un bebé y los resultados alérgicos y el asma.

Los autores del estudio analizaron muestras de heces de los bebés tomadas en un mes y seis meses después del nacimiento y estudiaron si el microbioma intestinal afecta al desarrollo de las células T reguladoras, o Treg, que son conocidos para regular el sistema inmunológico.

Los bebés amamantados de un mes y seis meses tuvieron composiciones del microbioma distintas en comparación con los que no son amamantados y esas diferencias pueden influir en el desarrollo del sistema inmune.

Los bebés amamantados de un mes tuvieron un menor riesgo de desarrollar alergias a las mascotas y los asmáticos que tenían tos y ataques nocturnos poseían una composición microbioma distinta durante el primer año de vida. Así, se demostró que la composición microbioma intestinal está asociada con el aumento de las células Treg.

Los investigadores encontraron que los patrones microbioma intestinal de un bebé varían según la raza/etnia de la madre, la edad gestacional de un bebé al nacer, la exposición prenatal y postnatal al humo de tabaco, la cesárea frente al parto vaginal y la presencia de animales domésticos en el hogar.

«La investigación nos está diciendo que la exposición a una carga mayor y más diversa de bacterias ambientales y patrones específicos de bacterias intestinales parecen impulsar la protección del sistema inmune contra las alergias y el asma», según los autores del estudio.

Hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios