domingo, 24 de abril de 2016

Israel ha ocultado su aventura nuclear hasta al mismo EEUU

Israel ha ocultado su aventura nuclear hasta al mismo EEUU

Documentos revelados por la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) desvelan cómo el régimen de Israel engañaba al Gobierno de Washington sobre su programa nuclear mientras estaba a punto de construir una bomba.

Según un informe del jueves del diario israelí Haaretz, 50 documentos desclasificados muestran el encubrimiento de los detalles del programa nuclear del régimen de Israel, pues desde su inicio tenía como objetivo fabricar armas atómicas.

La NSA ha desclasificado 50 documentos de la Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Comité de Energía Nuclear y la Inteligencia estadounidenses fechados en los primeros años de la década de los 60, los cuales precisan los esfuerzos israelíes para ocultar los detalles de su programa nuclear.

Según uno de los documentos publicados en el archivo de la NSA, el 30 de mayo de 1961, el entonces presidente estadounidense, John F. Kennedy, mantuvo una reunión con el entonces premier israelí David Ben-Gurión en el marco de una “conferencia nuclear”.

El expresidente estadounidense, John F. Kennedy, y el ex primer ministro de Israel, David Ben-Gurión se reúnen para una charla en el Waldorf Towers (Nueva York, EE.UU.), 30 de mayo de 1961.

El expresidente estadounidense, John F. Kennedy, y el ex primer ministro de Israel, David Ben-Gurión se reúnen para una charla en el Waldorf Towers (Nueva York, EE.UU.), 30 de mayo de 1961.

En este sentido, el documento también menciona la preocupación del Christian Herter, el entonces secretario de Estado de EE.UU., sobre el próximo acceso de Israel y La India a armas nucleares.

Por tanto, como corrobora la nota, Herter insiste en que el presidente estadounidense, también preocupado por las actividades nucleares israelíes, convenciera a Israel para que permitiera inspecciones a sus instalaciones nucleares.

De hecho, continúa, Ben-Gurión “tácticamente reconoció que el reactor de Dimona tendría un potencial militar”.

Otro documento de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) indica que a finales de 1961, el Gobierno de Washington creía que el “claro objetivo” de Dimona, en el desierto de Néguev, era completar las infraestructuras para la construcción de armas atómica.


Los israelíes buscaban estar en una situación que le permitiera construir armas nucleares una vez que lo desearan, enfatiza la nota.

Conforme a las declaraciones de uno de los autores de esta revelación, citado por Haaretz, lo importante es que EE.UU. estaba al tanto de esta ocultación israelí pero no quería acusarle de mentiras.

Washington, incluso buscaba poner bajo “vigilancia discreta” al científico nuclear israelí, Israel Dostrovsky, residente en EE.UU., en el marco de una “medida de precaución” para salvaguardar los intereses del país norteamericano.

El régimen israelí es el único en Oriente Medio que posee armas nucleares y se niega a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP), además de impedir que se realicen inspecciones a sus instalaciones nucleares.

Hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios