domingo, 31 de diciembre de 2017

Israel y EEUU pretenden vengarse de Irán al incitar protestas

Israel y EEUU pretenden vengarse de Irán al incitar protestas
El presidente de EE.UU., Donald Trump (izada.), y el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en Al-Quds (Jerusalén), mayo de 2017.

Los recientes disturbios en Irán por la situación económica forman parte de un plan dirigido por el régimen de Israel y Estados Unidos contra Teherán, en un intento por reducir su influencia en la región de Oriente Medio, opina un analista político.

“Sin duda alguna, entre los guiones más importantes que han tramado Estados Unidos e Israel para hacer frente a Irán y su influencia en la región figuran, perturbar la estabilidad interna de Irán y avivar las protestas”, indicó Abdel Bari Atwan en un artículo publicado el sábado.

En el artículo titulado El acuerdo secreto entre Israel y EE.UU. para hacer frente a la amenaza de Irán, Atwan subraya que mientras Rusia está trabajando para sacar a Siria del “sangriento conflicto” y “caos” a través de los diálogos, el debate de una nueva Constitución y la celebración de elecciones presidenciales, Washington y el régimen de Tel Aviv están trabajando para empeorar la situación en la región del suroeste de Asia, con conflictos, bajo el pretexto de poner fin a “la amenaza” de Irán.

El analista político y editor en jefe del periódico árabe Rai al-Youm, explicó que todo eso ocurre porque Washington va perdiendo su influencia en la región y cediendo sin querer esta posición a Rusia y China, un hecho que atemoriza al régimen de Israel.

Sin duda alguna, entre los guiones más importantes que han tramado Estados Unidos e Israel para hacer frente a Irán y su influencia en la región figuran, perturbar la estabilidad interna de Irán y avivar las protestas”, indicó Abdel Bari Atwan, analista político y editor en jefe del periódico árabe Rai al-Youm.

Añadió que los temores han impulsado la materialización de este acuerdo secreto israelí-estadounidense contra Irán. Por un lado, Washington no llegó a derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, con el apoyo que prestó a los opositores armados, y por otro, Israel tiene “miedo” del fortalecimiento de los movimientos de resistencia, como el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Atwan se mostró convencido de que cualquier acuerdo para contrarrestar la influencia de Irán en Siria y El Líbano está condenado al fracaso. Agregó que esta meta se concretará solo en caso de declararse una guerra contra Damasco o Beirut, no obstante, advirtió el analista, semejante juego podría traer consecuencias negativas, en concreto, para el régimen usurpador de Israel.

En los recientes años, el régimen de Tel Aviv, acompañado por Arabia Saudí, ha aprovechado cada oportunidad para promover la iranofobia en el mundo y no ha cesado de tramar infundadas alegaciones contra Teherán, que ha mostrado en numerosas ocasiones su compromiso con las leyes internacionales y el combate al terrorismo en la región.

hispantv

Comentarios