lunes, 18 de diciembre de 2017

Juez federal de EEUU renuncia al admitir su mala conducta sexual

Juez federal de EEUU renuncia al admitir su mala conducta sexual
El juez federal de EE.UU. Alex Kozinski testifica durante una audiencia en Washington, 16 de marzo de 2017.

El prominente juez federal de EE.UU. Alex Kozinski admite las acusaciones de conducta sexual inapropiada en su contra y renuncia.

El magistrado de 67 años, miembro de la Corte de Apelaciones de California, se ha disculpado este lunes en un comunicado, en el que precisa que su renuncia es de efecto inmediato tras 35 años de carrera.

“Siempre he tenido un sentido del humor crudo y una forma franca de hablar con mis asistentes, sean masculinos o femeninos. Al hacerlo, es posible que no haya sido lo suficientemente consciente de los desafíos especiales y las presiones que enfrentan las mujeres en el lugar de trabajo. Me entristece saber que hice que alguno de mis empleados se sintiera incómodo, esta nunca fue mi intención”, escribe Kozinski citado por la cadena estadounidense CNN.

Varias mujeres que trabajaron como secretarias para este juez contaron que habían sufrido comportamientos inapropiados por parte del magistrado, como verse forzadas a ver imágenes pornográficas en su oficina.

Siempre he tenido un sentido del humor crudo y una forma franca de hablar con mis asistentes, sean masculinos o femeninos. Al hacerlo, es posible que no haya sido lo suficientemente consciente de los desafíos especiales y las presiones que enfrentan las mujeres en el lugar de trabajo. Me entristece saber que hice que alguno de mis empleados se sintiera incómodo, esta nunca fue mi intención.”, escribe el juez federal estadounidense, Alex Kozinski.

Las acusaciones contra Kozinski desencadenaron la apertura de una investigación que, debido a su sensibilidad, fue trasladada el viernes a Nueva York, en el otro extremo del país. “No puedo ejercer como magistrado y dirigir esta batalla”, justificó el juez Kozinski.

Las revelaciones sobre abusos sexuales cometidos por personalidades influyentes de Estados Unidos, incluyendo políticos, han abierto un nuevo capítulo en el libro de escándalos de este país.

El caso más reciente es el del congresista demócrata estadounidense Ruben Kihuen sobre quien pesan acusaciones de abuso sexual. Este anunció el sábado su renuncia a la reelección. Las acusaciones por acoso sexual entre la clase política estadounidense hasta han llevado al suicidio. El congresista Dan Johnson, también acusado, fue hallado muerto el miércoles. Todo apunta a que se quitó la vida.

hispantv

Comentarios