martes, 19 de diciembre de 2017

Pyongyang ve oferta de diálogo como nuevo complot de EEUU

Pyongyang ve oferta de diálogo como nuevo complot de EEUU
El líder norcoreano, Kim Jong-un (centro), atiende a una conferencia de la industria militar, en Pyongyang (capital), 11 de diciembre de 2017.

Corea del Norte rechaza oferta de ‘diálogo sin precondiciones’ de EE.UU., pues aduce que se trata de una nueva ofensiva de Washington en su contra.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ofreció la semana pasada iniciar “conversaciones directas y sin condiciones” con Corea del Norte. Aunque sí planteó una precondición al diálogo: Pyongyang debía aceptar primero la desnuclearización.

En respuesta, Rodong Sinmun, principal periódico del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, ha apuntado este martes que Pyongyang no tiene interés en el plan de la Casa Blanca que, sin comenzar, ya le exige abandonar su programa nuclear.

Además el diario explica que la iniciativa, a la que califica de ofensiva de diálogo, es un intento de Washington para “transferir la responsabilidad” de la tensión en la península coreana a Pyongyang y aclara que la postura del su país sobre el desarrollo de armas nucleares es la misma, pese al mencionado plan de Washington para el diálogo.

“Estados Unidos, con esta ofensiva del diálogo, trata de transferirnos a nosotros la responsabilidad de la tensión en la península”, ha escrito Rodong Sinmun, que funciona como portavoz de Pyongyang.

Estados Unidos, con esta ofensiva del diálogo, trata de transferirnos a nosotros la responsabilidad de la tensión en la península”, ha escritoRodong Sinmun, principal periódico del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, haciendo referencia a la oferta de diálogo de EE.UU.

El Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, ha asegurado que sus programas nucleares y misilísticos son “indiscutibles”, hasta que Washington no abandone su “política hostil” contra Pyongyang.

“No habrá cambios en nuestra postura, y esta consiste en no retroceder ni un milímetro en el fortalecimiento de nuestro poder nuclear”, enfatiza.

Estados Unidos y Corea de Sur, en un círculo vicioso, se acusan mutuamente de los constantes juegos de guerra cerca de las fronteras norcoreanas: el uno aduce que enfrenta la amenaza que representa el Gobierno de Kim y Pyongyang insiste que aumenta sus pruebas nucleares y misilísticas debido a las amenazas de EE.UU. Corea del Norte precisa, sin embargo, que en principio dichas pruebas y avances buscan únicamente fines defensivos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios