jueves, 18 de enero de 2018

China reactiva su economía en 2017 pese a los traspiés de EEUU

China reactiva su economía en 2017 pese a los traspiés de EEUU
Varios ciudadanos chinos observan el índice de la Bolsa de Futuros Financieros de China (CFFEX, por sus siglas en inglés).

La economía de China creció un 6,9 por ciento en 2017, cuatro décimas más a lo proyectado por las autoridades y una cifra que evidencia una fuerte reactivación desde 2010, ha dado a conocer hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas del país asiático.

El Gobierno chino tenía previsto para 2017 un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor del 6,5 %, pero logró 6,9 %, lo cual indica que 2017 fue el primer año desde 2010 en el que la economía china creció más que en el ejercicio precedente, ya que en los seis años sucesivos a ese los incrementos fueron ralentizándose paulatinamente.

En el cuarto trimestre del año pasado, el PIB chino aumentó un 6,8 % interanual; este dato prometedor de la economía china se alcanza, pese a una masiva campaña antipolución que ralentizó las actividades en diversos sectores.

El resultado de la segunda economía mundial en 2017 supera así en 0,1 puntos porcentuales la previsión media de expertos a nivel global.

Pekín puede considerarse satisfecho, puesto que han estado tratando de contener los riesgos financieros y desacelerar una acumulación explosiva de deuda sin afectar el crecimiento económico, según expertos económicos.

Por otro lado, pese a que otros analistas ponen en duda la fiabilidad de la cifra del PIB facilitada por Pekín, este dato es observado con atención, dado que China representa ya un tercio del crecimiento económico mundial.

El actual presidente estadounidense, Donald Trump, desde su llegada a la Casa Blanca en enero de 2017, no ha escatimado esfuerzos para encarar el crecimiento de la economía de China.

Por ello, Pekín ha advertido que si Washington persiste en tratar de golpear su economía tendrá por delante una inminente “guerra comercial” entre ambas superpotencias.

En esta coyuntura, Pekín proyecta realizar la conversión de las ventas de petróleo en yuanes (moneda china), una estrategia que podría acabar con la hegemonía del dólar (moneda estadounidense) en una década.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios