lunes, 8 de enero de 2018

Dimite por discriminación sexual la responsable de BBC en China

Dimite por discriminación sexual la responsable de BBC en China

La encargada de la sección de China en la corporación mediática británica ‘BBC’, Carrie Gracie, ha renunciado a su cargo en Pekín por la discriminación sufrida en su trabajo por ser mujer, en concreto, por recibir menor salario que sus colegas varones.

“La BBC les pertenece a ustedes, que pagan la tarifa de la licencia. Creo que tienen derecho a saber que (la cadena) está incumpliendo la ley de igualdad y resistiendo a la presión por una estructura salarial justa y transparente (…). Con respecto al salario, la BBC no respeta los valores de confianza, honestidad y responsabilidad que proclama”, escribió el domingo Gracie en una carta abierta, publicada en su página web.

La periodista explica que la injusticia salarial se reveló hace seis meses cuando la BBC se vio obligada a hacer públicos los salarios que paga a sus empleados. En la lista, según ella, se observaban pagos inaceptablemente altos a algunos presentadores y gerentes, además de “una brecha salarial indefendible entre hombres y mujeres que realizan un trabajo igual”.

Según Gracie, la BBC tenía cuatro responsables internacionales (dos hombres y dos mujeres), siendo ella una de los cuatro. Al revelarse los salarios más altos como parte de un acuerdo del año pasado, Gracie declaró que se había enterado de que los dos hombres ganaban al menos un 50 por ciento más de dinero que las mujeres en esos cargos.


La BBC les pertenece a ustedes, que pagan la tarifa de la licencia. Creo que tienen derecho a saber que (la cadena) está incumpliendo la ley de igualdad y resistiendo a la presión por una estructura salarial justa y transparente (…). Con respecto al salario, la BBC no respeta los valores de confianza, honestidad y responsabilidad que proclama”, escribe en una carta abierta la responsable en China de la BBC, Carrie Gracie.


Los directores de la BBC, reconoce la periodista, le ofrecieron un aumento de sueldo que no dejaba de estar “muy lejos de la igualdad”, por lo que prefirió dimitir de su puesto en Pekín la semana pasada y volver a su antiguo empleo en la sala de prensa de BBC TV.

Gracias a la revelación de los salarios, señala Gracie, las mujeres se dieron cuenta por primera vez de lo que habían sospechado mucho tiempo: “no estaban siendo valoradas por igual”. Pero cuando intentaron defender su posición desde dentro, los gerentes negaron que hubiera un problema, asegurando que aquello sería muy costoso para la BBC, que sufriría “una desastrosa derrota legal” y “un éxodo de talento femenino en todos los niveles”.

Gracie, que ha trabajado 30 años para la BBC, llama a la cadena estatal británica en su carta a “admitir el problema, disculparse y establecer una estructura de pago igual, justa y transparente”, para lo cual pide un arbitraje independiente. Sin embargo, una portavoz de la BBC ha reaccionado a sus declaraciones manifestando que “la equidad en el pago” es “vital” y que el caso se ha consultado con un juez independiente, cuyo dictamen es que “no ha habido discriminación sistémica contra las mujeres”.

De todos modos, nada más darse a conocer la renuncia de Gracie, las empleadas más destacadas de la cadena han alzado sus voces para criticar a su empleador, lanzado en sus redes sociales la etiqueta #IStandWithCarrie (Yo estoy con Carrie) para mostrar su insatisfacción con la BBC.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios