viernes, 23 de febrero de 2018

"‘EEUU busca desplegar ejército de ocupación en este de Ucrania"

"‘EEUU busca desplegar ejército de ocupación en este de Ucrania"
El personal de la misión de la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP), 22 de febrero de 2018.

El presidente de la Comisión de Política Informativa del Consejo de la Federación (Senado) ruso, Alexéi Pushkov, advierte de que Washington pretende, con sus llamados a Rusia a aceptar un despliegue de cascos azules en el Dombás, establecer un ‘ejército de ocupación’ en el este de Ucrania.

“De hecho, el Departamento de Estado (de EE.UU.) pide a Moscú que dé su consentimiento a que el personal de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desempeñe el papel de un ejército de ocupación en el Donbás y entregarla al régimen de Kiev, y así (Ucrania) realizará una purga en el Donbás (la cuenca del río Donéts)”, ha denunciado este viernes Pushkov en su cuenta de Twitter.

Poco antes, este mismo viernes, la vocera del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, ha exhortado en una rueda de prensa a Rusia “una vez más” a implementar un cese el fuego definitivo y consentir el despliegue de una misión de paz en el este de Ucrania.

Para Pushkov, sin embargo, el plan de despliegue de cascos azules en la esa zona no es viable y el Departamento de Estado debe reconocerlo.

De hecho, el Departamento de Estado (de EE.UU.) pide a Moscú que dé su consentimiento a que el personal de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desempeñe el papel de un ejército de ocupación en la cuenca del Donéts y entregarla al régimen de Kiev, y así (Ucrania) realizará una purga en el Donbás”, dice el senador ruso Alexéi Pushkov.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, discutió el miércoles en Kiev (capital ucraniana) la posibilidad de desplegar soldados de paz de la ONU en el Donbás en una reunión con el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Sullivan.

En septiembre de 2017, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, había expresado su apoyo al envío de cascos azules a Ucrania, con el único objetivo de proteger a los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y limitando la presencia de los soldados de paz a la línea de separación.

Las relaciones entre Moscú y Kiev se han deteriorado al acusar el Gobierno ucraniano a Rusia de interferir en su asuntos internos, anexionarse Crimea y fomentar el conflicto de la cuenca del Donéts.

Las autoridades rusas han negado repetidamente las acusaciones, argumentando que Crimea se unió a Rusia como resultado de un referéndum en 2014, y que el conflicto del este de Ucrania comenzó cuando las tropas de Kiev lanzaron una operación militar contra las milicias del este del Donbás.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios