martes, 20 de febrero de 2018

Este obispo negocia con los más feroces narcotraficantes de México

Este obispo negocia con los más feroces narcotraficantes de México
Soldados mexicanos destruyen una plantación de adormidera en el municipio de Zirándaro, México, el 8 de abril de 2016. Pedro Pardo / AFP

Salvador Rangel asegura que teme más a las autoridades que a las bandas que trafican con droga en el estado de Guerrero.

Al menos seis sacerdotes han sido asesinados en el estado de Guerrero (México) desde 2009, pero el obispo Salvador Rangel trata de detener este saldo sangriento.

Ese prelado desarrolla su labor diaria para combatir la violencia en una de las zonas más problemáticas de México y cuna del narcotráfico en ese país.

Rangel apela al diálogo para tratar de contener las masacres que se suceden en la diócesis de Chilpancingo-Chilapa y todo indica que sus métodos comienzan a dar resultados.


"Yo no reprocho sus conductas. Solo con poder hablar con ellos y resolver cualquier problema, por pequeño que parezca, es importante para mí", explica a The Guardian.
Mediación eclesiástica

Este mitrado ha mediado para llevar a cabo intercambios de prisioneros entre bandas enemigas e incluso ha negociado la liberación de algunas personas secuestradas.

Salvador Rangel explica que su éxito se basa en el respeto que algunos líderes del narcotráfico sienten por los representantes religiosos aunque, en su intento de entablar un diálogo sobre la paz en la zona, ha fracasado con al menos ocho organizaciones criminales de la diócesis.

Foto ilustrativa / Claudio Vargas / Reuters

En cualquier caso, este religioso reconoce que teme más al Gobierno que a las bandas criminales: "He pedido ayuda a muchos políticos y me responden que no pueden implicarse en el asunto. Eso es porque reciben dinero de algún grupo y no quieren poner en riesgo el negocio", argumenta.

En 2017, México registró un récord de violencia, con un promedio de 80 asesinatos diarios. Guerrero se situó a la cabeza de ese índice, con 2.529 homicidios dolosos, casi todos vinculados con la lucha de poder entre bandas de narcotraficantes.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios