miércoles, 28 de febrero de 2018

ONU, preocupada por aumento de denuncias de tortura en Turquía

ONU, preocupada por aumento de denuncias de tortura en Turquía
Policías turcas detienen a una manifestante en las protestas antigubernamentales, 21 de enero de 2018.

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Tortura, Nils Melzer, expresó el martes su preocupación ante el aumento de las denuncias por tortura y malos tratos bajo custodia policial en Turquía desde que visitó el país en diciembre de 2016.

“El derecho a ser libre de la tortura y de otros malos tratos es absoluto y no rescindible y sigue siendo aplicable en situaciones de inestabilidad política o cualquier otra emergencia pública”, aseguró el relator.

La mayoría de los prisioneros que fueron sometidos a técnicas brutales de interrogatorio estaban acusados de tener vínculos con el líder opositor turco, Fethulá Gülen, al que Turquía responsabiliza del fallido golpe de Estado de 2016, o con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), añadió.

El relator también asegura que los posibles abusos incluyen golpes severos, descargas eléctricas, el uso de agua helada, privación del sueño, insultos y abusos sexuales. Ninguna circunstancia, por excepcional o bien argumentada que esté, puede justificar la tortura ni cualquier forma de impunidad ante este abuso, dice.

El derecho a ser libre de la tortura y de otros malos tratos es absoluto y no rescindible y sigue siendo aplicable en situaciones de inestabilidad política o cualquier otra emergencia pública”, dice el relator especial de la ONU para la Tortura, Nils Melzer, acerca de los malos tratos bajo custodia policial en Turquía.

Tras recordar que el Gobierno turco mostró su compromiso con una política de “tolerancia cero” ante la tortura al invitarle a visitar el país en diciembre de 2016, Melzer dijo que está dispuesto a mantener un diálogo directo con las autoridades de Ankara para conseguir la plena implementación de la prohibición de la tortura y los malos tratos en el país.

Más de 50 000 personas han sido arrestadas por supuestos vínculos con el líder opositor y su red religiosa y cultural. Gülen rechaza haber participado en el fallido golpe de Estado que dejó más de 250 muertos. El líder opositor también advirtió de que la represión contra los presuntos golpistas y sus simpatizantes podría ser una maniobra del Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan para cimentar la posición del gobernante partido Justicia y Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco).

Turquía también está en medio de una ofensiva contra los kurdos en las zonas sureñas y muchos han sido arrestados bajo un estado de emergencia renovado varias veces en los últimos dos años.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios