lunes, 26 de marzo de 2018

Acusan formalmente a Cambridge Analytica de violar las leyes electorales de EE.UU.

Acusan formalmente a Cambridge Analytica de violar las leyes electorales de EE.UU.
Imagen ilustrativa Henry Nicholls / Reuters

La campaña presidencial de Trump pagó supuestamente a la compañía británica más de 5 millones de dólares por usar los datos de 50 millones de usuarios de Facebook para influenciar a los votantes.

La empresa británica Cambridge Analytica, que está en el centro del escándalo de filtración de datos protagonizado por Facebook, ha sido acusada formalmente de violar las leyes electorales de EE.UU. por el organismo de control gubernamental Common Cause.

El grupo de vigilancia ha presentado sendas denuncias ante la Comisión Federal Electoral y el Departamento de Justicia de EE.UU., acusando a Cambridge Analytica de violar las leyes federales que prohíben a los extranjeros la participación directa o indirecta en las campañas políticas en el país norteamericano. Common Cause ha pedido investigar el asunto e imponer las sanciones correspondientes a la empresa británica.

Se debe llevar a cabo una investigación completa
La compañía de análisis de datos digitales, que trabajó para la campaña de Donald Trump durante las elecciones presidenciales de 2016, está acusada de extraer datos de 50 millones de usuarios de Facebook sin su conocimiento o consentimiento explícito y usarlos para intentar influenciar a los votantes.

Según algunas informaciones, la campaña del entonces candidato presidencial supuestamente pagó a la empresa británica más de 5 millones de dólares por sus servicios. Se informa también que otras 17 campañas republicanas y grupos políticos pagaron a Cambridge Analytica 16 millones de dólares por servicios similares.

Cambridge Analytica recibió una advertencia de un abogado


Las denuncias actuales contra la compañía hacen referencia a un memorándum en el que el abogado Laurence Levy advertía al director ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, de que los ciudadanos extranjeros "no pueden desempeñar papeles estratégicos" en las campañas estadounidenses, pero sí pueden "actuar como funcionarios que recopilan y procesan datos", siempre y cuando el análisis final de los datos sea realizado por ciudadanos estadounidenses.

Levy sugirió en el memorándum que Nix, como ciudadano extranjero, debía retirarse de la "gestión sustantiva" de los clientes involucrados en las elecciones estadounidenses, pero Cambridge Analytica ignoró ese consejo, según las denuncias de Common Cause. Todos los demandados en el caso son ciudadanos de fuera de EE.UU.

"Se debe llevar a cabo una investigación completa, y si Cambridge Analytica y su personal efectivamente violaron nuestras leyes en reiteradas ocasiones, entonces debe haber un castigo suficiente como para disuadir un incumplimiento de la ley similar en el futuro", dijo el vicepresidente de políticas y litigio de Common Cause, Paul S. Ryan, citado por la cadena ABC News.

Por su parte, Cambridge Analytica ha negado haber cometido cualquier tipo de delito, pero declaró que toma "muy en serio" las recientes acusaciones de prácticas poco éticas.

RT

Comentarios