viernes, 9 de marzo de 2018

Aliados latinoamericanos de EEUU censuran su guerra arancelaria

Aliados latinoamericanos de EEUU censuran su guerra arancelaria
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, habla en una rueda de prensa.

Países latinoamericanos suben la voz para condenar las tarifas arancelarias que ha impuesto EE.UU. Mientras Argentina pide recibir, como México y Canadá, el privilegio de ser excluida de dicha medida, México crítica a Washington por usar el acuerdo TLCAN como una herramienta para ejercer presiones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la ceremonia para establecer aranceles del 25 por ciento sobre las importaciones de acero y el 10 por ciento para el aluminio, declaró que México y Canadá se quedan “por ahora” exentos mientras se renegocie el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En este sentido, el Gobierno mexicano enfatizó el jueves que la renegociación del TLCAN, que Trump lo considera como un acuerdo desastroso para la economía de EE.UU., es un tema “independiente” y no tiene nada que ver con la nueva iniciativa del magnate neoyorquino.

El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, advirtió desde Chile, donde junto a los cancilleres de otros diez países de Asía-Pacífico rubricaron, sin presencia de EE.UU, un nuevo acuerdo de libre comercio, sobre la posibilidad de que la política arancelaria de Washington incluya a su país. “Si hay un escenario de exclusión, reaccionaremos acorde”, aseguró.

Si hay un escenario de exclusión, reaccionaremos acorde”, aseguró Ildefonso Guajardo, ministro de Economía de México.

Entre tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argentina exigió aprovecharse de la exención dedicada a México y Canadá argumentando que el país austral representa solo el 0.6 % de las importaciones de acero y el 2.3 % de sus importaciones de aluminio al territorio estadounidense.

“Argentina no es la causa ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados estadounidenses y mundiales”, denunció la Cancillería argentina.

Por su parte, Brasil como segundo exportador de acero a Estados Unidos, reaccionó a la medida y alertó las negativas secuelas que supondría para las exportaciones brasileñas y el flujo del comercio bilateral.

“Brasil reafirma que recurrirá a todas las acciones necesarias, en los ámbitos bilateral y multilateral para preservar sus derechos e intereses”, afirmaron los ministros de Exteriores, Aloysio Nunes, y de Industria y Comercio Exterior, Marcos Jorge, en un comunicado conjunto.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y expertos en economía han advertido de que los aranceles sobre el acero y el aluminio perjudicarán el crecimiento económico de Estados Unidos.

Trump justifica su decisión refiriéndose a su lema electoral: Primero EE.UU., y dice que está protegiendo la industria norteamericana. No obstante, varios políticos y analistas creen que se trata de un acto no calculado para desviar a la opinión pública de la investigación sobre sus lazos con Rusia.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios