jueves, 29 de marzo de 2018

Investigan al FBI y el Departamento de Justicia por supuesta violación de la ley de vigilancia FISA

Investigan al FBI y el Departamento de Justicia por supuesta violación de la ley de vigilancia FISA
El inspector general del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Michael Horowitz. Aaron P. Bernstein / Reuters

La norma fue empleada por la Oficina Federal de Investigación y el Departamento de Justicia para espiar a un asesor de la campaña de Donald Trump.

El inspector general del Departamento de Justicia de EE.UU., Michael Horowitz, ha anunciado que investigará si la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el Departamento de Justicia violaron la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) para espiar a un asesor de la campaña de Donald Trump.

La revisión determinará si el FBI y el Departamento de Justicia siguieron el procedimiento adecuado tras recibir una orden judicial de la FISA "relacionada con cierta persona estadounidense", anunció el miércoles Horowitz a través de un comunicado.

El comunicado reza que la oficina del inspector general revisará la información "sobre una supuesta fuente confidencial del FBI" que era conocida por el Departamento de Justicia y el FBI. Asimismo, se afirma, serán revisadas las relaciones y comunicaciones del Departamento de Justicia y el FBI "con la supuesta fuente, ya que tienen relación con las aplicaciones de la FISC [Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera]".

El dossier de la discordia


La pesquisa del inspector general sigue el memorando publicado el mes pasado por los republicanos en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. El documento reveló que la orden de espiar al asesor de campaña de Trump Carter Page estaba basada en el dossier del exagente de Inteligencia del MI6 Christopher Steele que fue financiado por la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata.

Según el memorando, las personas cercanas a Clinton suministraron información al autor del polémico expediente que contiene afirmaciones no verificadas de que Rusia tiene información comprometedora sobre Trump.

Los republicanos opinan que el documento asume una actitud prejuiciosa hacia el presidente Trump por parte del FBI y el Departamento de Justicia de EE.UU. Mientras tanto, los demócratas se habían opuesto a la publicación del mismo, argumentando que se trata de un intento de desacreditar la investigación liderada por el FBI sobre la posible injerencia rusa en las elecciones estadounidenses y las relaciones del equipo de Trump con Moscú.

Por su parte, Trump afirmó a principios de 2017 que el informe del británico no es más que una "noticia falsa", mientras que el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló entonces que los supuestos datos comprometedores no eran más que "una falsedad" y "un intento de dañar las relaciones bilaterales" entre Moscú y Washington.

RT

Comentarios