viernes, 23 de marzo de 2018

"La demonización occidental aumentó la popularidad de Putin en Rusia"

"La demonización occidental aumentó la popularidad de Putin en Rusia"
Aleksey Nikolskyi / Sputnik

El periodista irlandés Bryan MacDonald analiza los resultados de las elecciones presidenciales en Rusia tras la larga campaña de propaganda antirrusa llevada a cabo por Occidente.

El periodista irlandés Bryan MacDonald analiza en un artículo de opinión para RT la carrera presidencial de Vladímir Putin y los motivos de la creciente popularidad del mandatario en su país. En primer lugar, considera que su victoria en las elecciones de este domingo ha sido impulsada por el propio Occidente. "Los líderes occidentales y los formadores de opinión creían que las sanciones y la presión económica alentarían a los rusos a volverse en contra de Putin. No podrían haber estado más equivocados", señala.

En este sentido, el colaborador de RT cita unas declaraciones de Alexey Pushkov, representante del Consejo de la Federación rusa: "La demonización occidental de Putin ha tenido un efecto contrario en Rusia: los ciudadanos se ha reunido alrededor de su figura de una forma sin prececentes. Y los resultados de las elecciones así lo confirman".

Para entender el curso de los acontecimientos, MacDonald recuerda los años 2011-2012 cuando tuvieron lugar en Moscú varias manifestaciones en contra del presidente Putin organizadas por la "elite moscovita". Mientras, en las ciudades de provincia, todo era mucho más tranquilo.

MacDonald recalca que los corresponsales occidentales, basados en la capital rusa, tenían muy poco conocimiento sobre el resto del país, por eso "hicieron creer a sus lectores y espectadores que algo sustancial se estaba moviendo, cuando la realidad era menos dramática".

El periodista señala que aunque el Kremlin sospechó entonces de la interferencia de la entonces secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, su influencia en estas marchas fue limitada. Un caso muy distinto fue lo ocurrido en 2013-2014 en Ucrania, cuando EE.UU. intervino abiertamente en apoyo de las protestas callejeras para tumbar al Gobierno.

Para Rusia fue inconcebible ver cómo su país vecino, con varias regiones compuestas mayoritariamente por población rusa, era desestabilizada por un golpe apoyado por Occidente y "podía terminar acogiendo bases de la OTAN". Todo ello conllevó finalmente a que el presidente Putin "reabsorbiera la península de Crimea en primavera de 2014", lo cual aumentó considerablemente la popularidad de Putin, señala el periodista.

Otro elemento que podría haber influido en los comicios, apunta MacDonald, es los ataques sufridos por el país en relación al caso Skripal. Según palabras de Andrey Kondrashov, portavoz de la campaña de Putin: "La participación fue entre un 8 y un 10 % más alta de lo que esperábamos, por lo que debemos darle gracias a Reino Unido", refiriéndose a las gestión del caso por parte de Londres

A entender de MacDonald, "los rusos son plenamente conscientes de los alarmismos que se crean sobre su país y la demonización de su presidente" y "hasta los liberales y cosmopolitas habitantes de las dos grandes ciudades [Moscú y San Petersburgo] apoyan en general el estatus de Crimea y están resentidos con Occidente por su histeria antirrusa". De hecho, es precisamente esta imagen negativa de Rusia en el mundo occidental lo que ha determinado la clara victoria de Putin en las elecciones celebrados el pasado 18 de marzo, concluye el periodista.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios