miércoles, 14 de marzo de 2018

La FIFA, en pánico por un posible boicot al Mundial de Rusia

La FIFA, en pánico por un posible boicot al Mundial de Rusia
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino (dcha.) y el presidente ruso, Vladimir Putin (izda.) durante una reunión en Moscú, 12 de febrero de 2018.

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) ha entrado en pánico ante la creciente presión internacional para boicotear la Copa Mundial Rusia 2018 en relación con la crisis provocada por el asesinato en el Reino Unido del exespía ruso Serguéi Skripal, del que acusan a Moscú.

La organización guarda silencio oficial, pero en privado algunos de sus dirigentes reconocen que “el envenenamiento del coronel Skripal ha sido la gota que ha colmado el vaso. La tensión está al límite”.

El vacío a la Copa Mundial puede escenificarse en el primer partido del torneo, que enfrentará a dos países que precisamente están bajo la lupa de todos los demás: Rusia y Arabia Saudí.

El Reino Unido ha iniciado conversaciones con sus aliados occidentales para dejar solo al presidente ruso, Vladímir Putin, en el palco del estadio Luzhniki el próximo 14 de junio, en la ceremonia inaugural del Mundial. Estados Unidos apoya el boicot.

El Gobierno británico ha concluido que es “muy probable” que Rusia sea responsable del ataque con gas nervioso contra el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, en el sur del territorio británico.

El diario británico The Daily Mail informó el martes del posible boicot del Reino Unido al Mundial después de que la primera ministra británica, Theresa May, acusara a Rusia de ser responsable del incidente.

Por su parte, Estados Unidos se ha sumado a las protestas de su aliado, espoleado a su vez por las presuntas injerencias cibernéticas de Rusia en sus últimas elecciones presidenciales.

El temor a las fábricas rusas de noticias falseadas y ejércitos de trol para influir en los votantes se ha extendido a países como España y Francia. Rusia, como en el caso del espía Skripal, niega todas las acusaciones y ha retado a los acusadores a presentar pruebas.

Los conflictos bélicos de Siria y Ucrania, incluida la anexión a Rusia de Crimea, son otros asuntos de la larga lista de conflictos que mantienen Occidente y sus aliados con Moscú, a los que se suman los casos de dopaje del deporte ruso.

Con este panorama, la FIFA está preocupadísima. Más que eso: ha entrado en pánico ante el riesgo de un extenso boicot a la Copa del Mundo, con la amenaza de renuncia de varios países.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios