viernes, 16 de marzo de 2018

La OTAN dice no querer “otra Guerra Fría” con Rusia

La OTAN dice no querer “otra Guerra Fría” con Rusia
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, habla durante una conferencia de prensa en Bruselas (Bélgica), 15 de marzo de 2018.

Pese a expresar apoyo pleno al Reino Unido en el caso Skripal, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, asegura que la Alianza no quiere regresar a las hostilidades con Rusia de la Guerra Fría, por lo que llama a entablar un diálogo con Moscú para la distensión.

“No queremos otra Guerra Fría (…) Rusia es nuestro vecino y, por lo tanto, debemos continuar luchando por una mejor y mejor relación con Rusia”, declaró ayer jueves el máximo titular de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Stoltenberg aseveró que el ataque con un agente nervioso al doble espía Serguéi Skripal —del cual se acusa a Moscú— se ajusta a un “patrón de comportamiento imprudente (de Rusia) en los últimos años” al que la alianza militar dirigida por EE.UU. ha venido respondiendo, pero cuando las tensiones se incrementan, consideró, es importante mantener también un “diálogo político” para solucionar los problemas.

En los últimos años, recordó el también ex primer ministro noruego, los países miembros de la OTAN han impuesto sanciones económicas a Rusia y han incrementado su despliegue militar en Europa oriental en respuesta a una “situación cambiante en materia de seguridad”, pero “aislar a Rusia no es una alternativa”, insistió.

“No queremos entrar en una nueva carrera armamentística, porque no hay ganadores en esa carrera. Es costoso, peligroso y no interesa a nadie. Pero que no haya dudas de que la OTAN defenderá a los aliados de las amenazas”, aseguró Stoltenberg.

No queremos otra Guerra Fría (…) Rusia es nuestro vecino y, por lo tanto, debemos continuar luchando por una mejor y mejor relación con Rusia”, ha declarado el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.

Tras el ataque al doble espía y su hija Yulia registrado la semana pasada en Salisbury, en el sur del Reino Unido, Londres acusa a Moscú de estar detrás del envenenamiento del exagente con sustancias químicas de supuesta procedencia rusa, acusación rechazada con contundencia por las autoridades rusas.

Ante este panorama, la primera ministra británica, Theresa May, anunció el miércoles la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la suspensión de ciertos contactos bilaterales con Moscú, medida denunciada por el país euroasiático, que ha advertido de que la respuesta rusa “no se hará esperar”.

Por su parte, aliados del Reino Unido como EE.UU. Francia y Alemania se han alineado con la postura británica de acusar a los rusos de una supuesta implicación en el ataque.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios