domingo, 25 de marzo de 2018

Para Chile, el apoyo de Venezuela “no le hace bien” a Bolivia

Para Chile, el apoyo de Venezuela “no le hace bien” a Bolivia
El presidente de Bolivia, Evo Morales (izq.), junto a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

El canciller de Chile, Roberto Ampuero, criticó el apoyo que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó a la causa marítima boliviana para obtener una salida al mar, y señaló el hecho como una intromisión e insistió en que este conflicto es absolutamente bilateral.

El Gobierno venezolano emitió el viernes un comunicado en el que expresó su solidaridad con Bolivia en el diferendo marítimo que mantiene con Chile, y felicitó al mandatario boliviano, Evo Morales, por su “valentía en la conducción sabia” para que su país recupere el acceso al océano Pacífico. Horas después Morales agradeció a través de Twitter la solidaridad de Maduro.

Estas declaraciones desataron la respuesta de Chile. Ampuero señaló el sábado que el tema del mar es un asunto plenamente bilateral y que su país espera que no hayan terceros involucrados.

En ese contexto, Ampuero cuestionó que Morales se ufane de contar con el respaldo de Nicolás Maduro, quien es uno de los mandatarios de todo el hemisferio occidental “más criticado, con menos prestigio” y con una crítica transversal por la “crisis económica y de derechos humanos” que existe en su país.

El jefe de la diplomacia chilena resaltó que al aceptar este apoyo, Morales está demostrando “su aislamiento a nivel internacional”. “Esto no le hace bien a Bolivia”, enfatizó el canciller y agregó que a Maduro y Evo Morales los une el “deseo de perpetuarse en el poder”.

“Cuando usted necesita del apoyo de Nicolás Maduro en el mundo de hoy, es porque está en una situación muy débil”, aseveró la autoridad.

Cuando usted necesita del apoyo de Nicolás Maduro en el mundo de hoy, es porque está en una situación muy débil”, aseveró el canciller de Chile, Roberto Ampuero, en referencia al mensaje que Venezuela envió a Bolivia en apoyo al litigio marítimo que enfrentan, en La Haya, La Paz y Santiago.

Bolivia demandó a Chile en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para exigir la negociación de una salida soberana al mar. La controversia entre ambas naciones surgió tras la guerra que mantuvieron entre 1879 y 1883, en la que Bolivia perdió 400 km lineales de litoral costero y 120.000 km de territorio.

La defensa chilena se centra en que el Tratado de 1904 delimitó las fronteras entre ambos estados de manera perpetua, mientras que Bolivia apela a que hubo negociaciones posteriores a ello.

La Paz confía en que tras la fase de alegatos orales —que se iniciaron el 28 de marzo— su país pueda obtener un “fallo favorable” de La Haya.

Mientras tanto, Santiago insiste en que no se siente obligado a dialogar con Bolivia sobre el diferendo marítimo y afirma que no cederá “ni un centímetro cuadrado del territorio chileno”.

hispantv

Comentarios