lunes, 26 de marzo de 2018

"Pude haber muerto": Mujer maltratada por un futbolista francés relata la historia de su infierno

"Pude haber muerto": Mujer maltratada por un futbolista francés relata la historia de su infierno
Imagen ilustrativa pixabay / Free-Photos

La joven afirma que ha decidido dar su testimonio tras un largo silencio porque teme que su expareja termine matando a alguien.

La revista L'Equipe ha publicado este lunes el escalofriante testimonio de una mujer maltratada por su expareja, un futbolista profesional de la Ligue 1 francesa. "Pude haber muerto", afirma Miriam, un alias bajo el que se oculta la víctima por miedo a represalias. La identidad del jugador es conocida por la edición de la revista y todos los hechos han sido verificados, no obstante, su nombre se mantiene de momento en secreto.

Violencia total


De acuerdo con L'Equipe, Miriam conoció al futbolista en su ciudad natal en un país africano hace cuatro años. Poco después, este le ofreció ir a vivir con él a Francia. "Me hizo los papeles y vine a la ciudad del nuevo club donde él había firmado, y comenzamos a vivir juntos", dice.

Al principio, el hombre era encantador con ella, pero tan pronto como comenzaron a vivir juntos, empezó a mostrar signos de inestabilidad y se volvió muy violento, cuenta la joven.

"Era muy celoso conmigo y podía cambiar de personalidad en cualquier momento... siempre estaba buscando una excusa para golpearme", recuerda. "Una vez perdí el conocimiento. (...) Cuando recuperé la conciencia, no podía respirar", cuenta la mujer.

Mientras, la violencia física también estaba acompañada de violencia psicológica y sexual. "Cuando me veía llorar después de haberme pegado, se acercaba a mí pidiéndome perdón y luego me obligaba a hacer el amor. Yo me resistía, pero creo que eso solo lo excitaba más".

Silencio roto


Miriam señala que siempre ocultó el infierno en el que vivía y los compañeros de equipo de su expareja ni siquiera lo sospechaban. Al contrario, para ellos siempre fue un joven tímido y amable. Sin embargo, en ese tiempo, "la Policía vino varias veces a nuestra casa por las quejas de los vecinos y me vieron en mal estado", asegura la mujer.

La joven explica que dependía totalmente de él financieramente porque no le permitía ni trabajar ni tener amigos. "Era un paranoico", afirma. Miriam admite que no podía dejar su relación, porque al principio estaba muy enamorada y quería protegerlo. Cuando finalmente se decidió a escapar, se enteró de que estaba embarazada y pensó que esto podía hacer cambiar la situación, pero se equivocaba.

La maltratada afirma ahora que ha decidido dar testimonio contra su expareja porque teme que inflija la misma violencia contra su compañera actual. "Sabía que había golpeado a su nueva pareja, incluso durante su embarazo". "Hoy, me doy cuenta de que pude haber muerto (...) Me temo que termine matando a alguien...", confiesa.

RT

Comentarios