jueves, 1 de marzo de 2018

Trump respalda el control de armas en una reunión bipartidista de la Casa Blanca

Trump respalda el control de armas en una reunión bipartidista de la Casa Blanca

Las declaraciones de Trump a favor de un control más estricto de las armas en EE.UU. despertaron una serie de críticas tanto entre los demócratas como en el seno de los propios republicanos.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, expresó su respaldo a las propuestas de los demócratas sobre el control de armas durante una reunión de la Casa Blanca con legisladores, ante la sorpresa de los representantes de ambos partidos.

Trump se reunió con más de una docena de legisladores este miércoles, dos semanas después de que un exalumno matara a 17 personas en una escuela en Florida. El mandatario se mostró a favor de una revisión más estricta de los antecedentes de los compradores de armas propuesta por el senador demócrata Chris Murphy, así como de un proyecto de ley presentado por los senadores Pat Toomey (republicano) y Joe Manchin (demócrata).

"Tomar las armas primero"


"Ahora tienen un presidente diferente", afirmó Trump, quien instó a los legisladores a combinar sus propuestas en una única legislación "hermosa" que podría firmar lo más pronto posible. El presidente también pidió a los presentes en la reunión emprender una medida "muy decisiva" sobre los enfermos mentales. "No quiero que personas mentalmente enfermas tengan armas", dijo Trump, que incluso llegó a argumentar que en estos casos el Gobierno debería "tomar las armas primero, y pasar por el debido proceso".

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence defendió ese 'debido proceso', mientras que el senador Chuck Grassley señaló que muchas personas con enfermedades mentales no son un peligro y prohibir su acceso a las armas de fuego sería injusto.

No quiero que personas mentalmente enfermas tengan armas

Los demócratas advirtieron que la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) estaría en contra de sus propuestas, pero Trump se burló de ellos por tener miedo a la institución. "Tienen un gran poder sobre ustedes. Soy un gran admirador de la NRA (…) son grandes patriotas, aman a nuestro país. Pero eso no significa que tengamos que estar de acuerdo en todo", señaló el presidente.

Algunos comentaristas conservadores y feroces críticos de Trump se mostraron indignados por los comentarios del jefe de Estado, entre ellos la portavoz de la NRA, Dana Loesch. "Estamos hablando de castigar a estadounidenses inocentes y despojarlos de sus derechos sin el debido proceso. El debido proceso debe ser respetado (…) Es el principio fundamental de este país", dijo Loesch, quien también se opuso a una propuesta para elevar de los 18 a los 21 años el límite de edad para comprar armas, una sugerencia que Trump pareció apoyar en la reunión.

¿Cambio de opinión?


En un discurso a la nación el 15 de febrero, Trump condenó "la terrible violencia, el odio y el mal" y se comprometió a "abordar" el problema de la salud mental que, según él, está detrás de los tiroteos fatales, pero no dio ninguna respuesta a las solicitudes de introducir controles de armas más estrictos.

A finales de enero, Trump se reafirmó en su defensa del derecho a portar armas. El magnate declaró que la prohibición de las armas no es la solución para evitar este tipo de crímenes, ya que opina que llevar armas de fuego contribuye a la seguridad debido a que "hay muchos ataques en los que solo los malos tienen armas".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios