sábado, 14 de abril de 2018

Bruno Rodríguez: Cuba no aceptará amenazas ni chantajes de EE.UU.

Bruno Rodríguez: Cuba no aceptará amenazas ni chantajes de EE.UU.
“Hoy existe el peligro del retorno al uso de la fuerza, la imposición indiscriminada de medidas coercitivas unilaterales y de golpes militares cruentos”, aseguró Rodríguez | Foto: Cancillería de Perú

Cuba "no desea la confrontación, pero no negociará nada de sus asuntos internos, ni cederá un milímetro en sus principios", aseveró el canciller de ese país.

El canciller Bruno Rodríguez reiteró este martes, en la VIII cumbre de las Américas realizada en Perú, que Cuba no aceptará amenazas ni chantajes de Estados Unidos.

“Cuba no aceptará amenazas ni chantaje del gobierno de los Estados Unidos. No desea la confrontación, pero no negociará nada de sus asuntos internos,ni cederá un milímetro en sus principios. En defensa de la independencia, la Revolución y el Socialismo, el pueblo cubano ha derramado su sangre, asumido extraordinarios sacrificios y los mayores riesgos”, indicó el canciller.


“Hoy existe el peligro del retorno al uso de la fuerza, la imposición indiscriminada de medidas coercitivas unilaterales y de golpes militares cruentos”, agregó Rodríguez.

Asimismo, aconsejó no subestimar la “gravedad de la declaración arbitraria e injusta de la República Bolivariana de Venezuela, cuna de la independencia latinoamericana y segunda reserva de hidrocarburos, como una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de la superpotencia”.


"La exclusión del Presidente Nicolás Maduro Moros de esta Cumbre es una afrenta a todos los pueblos de Nuestra América y un retroceso histórico impuesto por el actual gobierno de los Estados Unidos", aseveró en respuesta a las críticas hechas por Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, contra Cuba y Venezuela.

Bruno Rodríguez también pidió la libertad del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.


Recordó que con el objetivo de restablecer la dominación imperialista, destruir soberanías nacionales, derribar gobiernos populares o revertir las conquistas sociales, se utiliza la lucha contra la corrupción como un arma política; los fiscales y jueces actúan como “partidos políticos” y se impide a los electores votar por candidatos con fuerte apoyo popular.

telesurtv

Comentarios