domingo, 22 de abril de 2018

EEUU: Solo una guerra impedirá a China controlar aguas en disputa

EEUU: Solo una guerra impedirá a China controlar aguas en disputa
Tanques del Ejército chino en unas prácticas militares.

Pekín con su creciente presencia militar en las aguas en disputa en el mar de la China Meridional ha acercado a su Ejército al dominio total de la región y solo un conflicto armado podría detenerle, alertó el jefe del Comando de las Fuerzas de la Flota de EE.UU., el almirante Philip S. Davidson.

En una carta dirigida al Comité de Servicios Armados del Senado, Davidson le advierte de que Pekín ha construido suficiente infraestructura militar en las islas — incluidas las bases secretas— del mar de la China Meridional que le facilitaría el dominio total de la región, según ha informado este domingo el portal News.com

“Hoy estas bases militares (en las islas en las aguas en disputa) parecen acabadas. Lo único que les falta son las fuerzas (chinas) desplegadas”, aseguró el alto mando militar estadounidense.

Una vez ocupadas, añadió, China podrá extender su influencia a miles de millas náuticas hacia el sur y proyectar su poderío hacia Oceanía, recoge el sitio web.

Hoy estas bases militares (en las islas en las aguas en disputa) parecen acabadas. Lo único que les falta son las fuerzas (chinas) desplegadas”, aseguró el el jefe del Comando de las Fuerzas de la Flota de EE.UU., el almirante Philip S. Davidson, en alusión al peligro que representa el despliegue de las fuerzas chinas en las islas del mar de la China Meridional para Washington.

El militar estadounidense subrayó en su misiva que estas bases chinas, una vez sean operativas, pueden usarse para desafiar la presencia de Estados Unidos en la región.

Davidson precisó, en concreto, que ahora Pekín es capaz de controlar el mar de China Meridional en todos los escenarios, salvo que Washington evite esto lanzando una operación militar contra esa presencia china.

Las tensas relaciones entre China y Estados Unidos por las reclamaciones territoriales se vieron agravadas en mayo de 2015, cuando Pekín ordenó la construcción de varias islas artificiales en el archipiélago de las disputadas Nansha (llamadas Spratly por Japón), cuya soberanía, además de dichas aguas, reclama el gigante asiático.

En los últimos años, Washington ha incrementado su presencia militar en la región, defendiendo su derecho a la libre navegación. China, a su vez, ha acusado a EE.UU. de desestabilizar la zona y buscar dominar las aguas en cuestión.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios