miércoles, 25 de abril de 2018

España rechaza una posible mediación de Alemania en Cataluña

España rechaza una posible mediación de Alemania en Cataluña
El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, durante una rueda de prensa en Suiza, 23 de abril de 2018.

El ministro de Exteriores de España, Alfonso Dastis, ha declarado este miércoles que Madrid descarta una mediación de Alemania en el conflicto de Cataluña que, según ha considerado, sería un triunfo para el destituido presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

“Una mediación de terceros sería una victoria de Carles Puigdemont, que no ganó las elecciones”, ha indicado el canciller español en una entrevista concedida al diario económico alemán Handelsblatt.

Dastis ha rechazado de modo general cualquier intervención del Gobierno de Alemania en los asuntos internos de su país y ha señalado que “Cataluña forma parte de España”.

Al indicar el entrevistador que “hay políticos alemanes que se han ofrecido para intervenir en la disputa sobre la independencia”, el ministro ha considerado esa eventualidad un retroceso de la posición del Estado, por lo que se ha opuesto frontalmente. “Eso francamente no tiene ningún sentido”, ha subrayado.

Dastis también ha puesto un segundo veto. Para el Gobierno español, el expresident Puigdemont no puede participar en ninguna hipotética negociación con Madrid. “Vulneró la ley, abusó de la sociedad catalana para sus propósitos y huyó de la Justicia”, ha señalado el jefe de la Diplomacia española.

Una mediación de terceros sería una victoria de Carles Puigdemont, que no ganó las elecciones”, ha indicado el ministro de Exteriores de España, Alfonso Dastis.

“Y ahora impide que sus seguidores formen un nuevo gobierno, porque sólo propone candidatos presidenciales que están parcialmente legalizados y que no pueden asumir el cargo. No es alguien con quien se pueda negociar”, ha insistido el alto funcionario.

La Justicia alemana rechazó el 5 de abril una eventual extradición por el delito de rebelión de Puigdemont, arrestado el 25 de marzo por la Policía alemana en aplicación de una euroorden de detención cursada por la Justicia española, tras cruzar en coche la frontera desde Dinamarca para volver a Bélgica.

Contra Puigdemont pesan en España acusaciones de rebelión, sedición y malversación de fondos a raíz de la declaración de independencia del 27 de octubre, que resultó en la aplicación del artículo 155 de la Constitución del país por parte del Gobierno central para disolver el Parlament, cesar al Govern y convocar comicios anticipados.

La defensa del cesado expresidente autonómico argumenta la inexistencia de rebelión y malversación y denuncia que, en realidad, sus clientes son víctimas de varias violaciones de procedimiento —entre ellas, que no se les haya permitido defenderse hasta dictarse el auto de procesamiento—, lo que, asegura, contradice el derecho europeo e internacional.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios