viernes, 6 de abril de 2018

Los últimos momentos del ARA San Juan: No fueron milisegundos, sino horas

Los últimos momentos del ARA San Juan: No fueron milisegundos, sino horas
El submarino ARA San Juan en el Apostadero Naval de Buenos Aires, durante una jornada de puertas abiertas en mayo de 2017. wikipedia.org / Juan Kulichevsky / CC BY-SA 2.0

La comisión oficial que investiga la desaparición del submarino argentino ha concluido que la nave presentó una serie de problemas durante un largo período de tiempo.

El borrador del informe de la comisión oficial que investigó la desaparición del submarino argentino ARA San Juan, integrada por los contraalmirantes Adolfo Trama y Alejandro Kenny y el capitán de navío Jorge Bergallo —padre de uno de los tripulantes desaparecidos—, ha sido dado a conocer a los medios este viernes.

Los tres expertos designados por el Ministerio de Defensa del país sudamericano concluyen que los momentos finales de la nave estuvieron marcados por una serie de hechos ocurridos a lo largo de varias horas. De esta forma, desmienten la hipótesis inicial, según la cual una explosión acabó con el submarino en 40 milisegundos.

Según el diario La Nación, los integrantes de la comisión llegaron a esta conclusión tras analizar otros casos similares ocurridos antes, dialogar con quienes repararon el submarino, así como con otros expertos internacionales y con la Organización del Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares, que fue la que detectó la "anomalía hidroacústica" el 15 de noviembre pasado, el último día que hubo contacto con el ARA San Juan.

La nueva teoría


Los especialistas aclararon que la posibilidad de comprobar definitivamente su hipótesis solo sería posible si se encuentra el submarino o sus restos. No obstante, dieron explicaciones sobre lo qué consideran que sucedió.

En primer lugar, se habría declarado un incendio en la proa, concretamente en el tanque de baterías, cuando entró agua a través del snorkel. Esta situación obligó al ARA San Juan a salir a superficie durante una tormenta la noche del 14 de noviembre. El proceso para sacar el humo y el hidrógeno puede haberse prolongado durante horas en un contexto complicado por las condiciones climáticas.

Una vez solucionado parcialmente el problema, la nave volvió a sumergirse para alcanzar la base naval de Mar del Plata y allí continuar con las reparaciones. Sin embargo, en ese momento pudo haberse desatado un nuevo incendio.

Esto habría hecho que la tripulación perdiera el control de la nave, que se habría ido al fondo del mar. En ese contexto se habría producido la explosión detectada por distintos sensores internacionales que, para los expertos del Ministerio de Defensa, se trató de una implosión y de la abolladura del casco provocadas por la presión del agua a tanta profundidad.

Opciones descartadas


En este sentido, desestimaron las teorías que hablaban de fallas previas o de la posibilidad de que hubiera sido embestido por otra embarcación estando en superficie. Asimismo, descartaron la idea de que el submarino sufriera un ataque con torpedos, ya que el registro que hay de la explosión no coincide con ese tipo de acciones.

Al analizar las coordenadas que fue dando la tripulación, los expertos dejaron de lado la posibilidad de que el submarino navegara cerca de las islas Malvinas. Esta hipótesis surgió después de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, difundiera un informe de la Armada donde se planteaba una ruta que llevaba al submarino a merodear las costas del archipiélago en disputa entre Argentina y el Reino Unido. La Armada ya había rechazado esa versión.

RT

Comentarios