jueves, 12 de abril de 2018

¿S-400 de Rusia pararían los misiles Tomahawk de EEUU en Siria?

¿S-400 de Rusia pararían los misiles Tomahawk de EEUU en Siria?
Sistemas de defensa antimisiles S-400 de Rusia desplegados en la base aérea de Hmeimim en la provincia de Latakia, en Siria.

Crece la probabilidad de que Estados Unidos vuelva a atacar Siria con sus misiles de crucero Tomahawk, mientras Rusia ha prometido defender al país árabe, entonces, surge una inevitable pregunta: ¿podrán los sistemas antimisiles S-400 rusos desplegados en Siria neutralizar los misiles de Washington?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a amenazar el miércoles con atacar Siria a pesar de las advertencias de Rusia y retó a Moscú a derribar los misiles estadounidenses. La inminente acción militar se produciría en respuesta a un supuesto ataque químico registrado el pasado sábado en la ciudad de Duma, cerca de Damasco (capital siria), del que Washington acusa sin prueba alguna al Gobierno sirio.

La acción militar estadounidense, casi con seguridad será ejecutada con misiles Tomahawk, los mismos que fueron usados contra la base aérea siria Al-Shairat en abril de 2017, también bajo el pretexto de que Damasco era responsable de un ataque químico en la localidad de Jan Sheijun (Idlib).

Sin embargo, el eventual bombardeo podría verse seriamente frustrado, o neutralizado totalmente, por el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia, desplegado en 2015 en su base aérea de Hmeimim en Siria, que aunque es considerado uno de los sistemas más avanzados del mundo, aun no ha sido utilizado en un escenario real. Moscú no usó sus antimisiles cuando Washington atacó la base siria el año pasado.

Si los estadounidenses golpearan las bases sirias con aviones, se arriesgarían a perder pilotos, a menos que primero atacaran los sistemas de misiles tierra-aire de Rusia, lo que podría llevar a la pérdida de vidas rusas, señaló el miércoles el diario británico The Daily Telegraph.

Lanzado desde buques de la Armada de EE.UU. y también desde submarinos de la Marina Real británica (Royal Navy), los misiles guiados Tomahawks pueden transportar hasta 450 kg de carga explosiva con precisión de punta de alfiler por una distancia de unos 1800 kilómetros, y al volar a 550 mph a solo unos metros del suelo, pueden vencer los más convencionales sistemas de radar y defensa aérea.

Entre tanto, el S-400 puede apuntar a docenas de aviones enemigos simultáneamente a distancias de hasta 400 kilómetros, y es capaz de interceptar misiles a unos 120 kilómetros. Además sus misiles pueden viajar a mil metros por segundo y alcanzar objetivos de bajo vuelo a solo unos metros de altitud, perfecto para neutralizar a los Tomahawks.

Según reportes, Rusia tiene al menos una batería parcial, que consiste de varios lanzadores con hasta 60 misiles, en la base aérea de Hmeimim, sita en la provincia costera de Latakia. El misil 9M96, generalmente usado por el S-400 contra misiles de crucero entrantes, tiene una tasa de interceptación exitosa de alrededor del 70 %, por lo que la doctrina exige que se disparen dos misiles contra cada objetivo para garantizar un golpe.

De ahí que el diario británico sugiera que los comandantes estadounidenses pueden superar esa impresionante tasa de aciertos disparando un abrumador número de Tomahawks.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios