viernes, 20 de abril de 2018

Trump facilita las ventas de armas de EEUU al extranjero

Trump facilita las ventas de armas de EEUU al extranjero
El presidente de EE.UU., Donald Trump, a su llegada al aeropuerto de Palm Beach International, en Florida, 18 de abril de 2018.

La Casa Blanca anuncia cambios en su regulación sobre comercialización de armas al exterior para facilitar la venta tanto de drones letales como de armas convencionales, de manera que las empresas estadounidenses ya no necesitarán al Gobierno como intermediario para negociar con países extranjeros.

Los dos principales cambios que introducirá la nueva regulación es que las empresas de Estados Unidos ya no tendrán que recurrir al Departamento de Estado para iniciar conversaciones con potenciales clientes extranjeros y el cambio de categoría de los drones para facilitar su comercialización.

“La política de exportación de UAS (siglas en inglés de vehículos aéreos no tripulados) de la Administración nivelará el terreno de juego al permitir a las empresas estadounidenses aumentar sus ventas directas a socios y socios autorizados”, declaró el jueves el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, en una conferencia.

La tan esperada revisión ha estado en proceso por un año, y Navarro ha jugado un papel importante en impulsar el proyecto. El asesor argumenta que la medida fue diseñada para revertir la decisión “miope” del expresidente Barack Obama de limitar incluso el acceso de los aliados estadounidenses a los aviones teledirigidos.

“La idea es permitir a las compañías ir directamente a vender, no necesariamente a través del Gobierno de Estados Unidos”, agregó la secretaria adjunta de la Oficina de Asuntos Políticos y Militares del Departamento de Estado, Tina Kaidanow.

La política de exportación de UAS (siglas en inglés de vehículos aéreos no tripulados) de la Administración nivelará el terreno de juego al permitir a las empresas estadounidenses aumentar sus ventas directas a socios y socios autorizados”, dice el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro.

Esto, sin embargo, no implica que cualquier venta de armamento contemplada en la nueva Política de Venta de Armas Convencionales no deba someterse al Congreso, algo que ya sucede actualmente.

Según la ley, es el Departamento de Estado el que analiza si una operación cumple con los requisitos establecidos, tras lo cual traslada una recomendación al Congreso, que tiene 30 días para rechazar la venta.

“Durante demasiado tiempo nos hemos coartado a nosotros mismos a la hora de suministrar a nuestros aliados los recursos que necesitan y que además favorecen nuestros intereses”, opinó Navarro.

Esta revisión supone un polémico cambio de política porque hasta ahora EE.UU. vendía drones armados solo a los países más confiables y aliados más cercanos. Entre los compradores potenciales se encuentran Arabia Saudí y otros socios del Golfo Pérsico, así como también Japón y Corea del Sur.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios