sábado, 26 de mayo de 2018

Amnistía condena a Israel por su decisión de demoler aldea palestina

Amnistía condena a Israel por su decisión de demoler aldea palestina
Una visión general de la comunidad beduino-palestina de Jan al-Ahmar, situada en el este de la ocupada Cisjordania, 2 de marzo de 2017.

Amnistía Internacional (AI) ha condenado sin paliativos este sábado el permiso concedido ayer por la corte suprema del régimen de Israel al ejército para demoler la comunidad beduino-palestina de Jan al-Ahmar, situada en el este de la ocupada Cisjordania.

“No solo propina un duro golpe a estas familias, sino que efectivamente proporciona luz verde para la transferencia forzosa, un crimen de guerra”, ha indicado AI a través de su cuenta de Twitter, tachando la sentencia, además, de “escandalosa”.

Los palestinos de esta comunidad sufren un hostigamiento constante de las autoridades del régimen israelí, que pretenden expulsarlos y hacerse cargo de sus tierras para la futura expansión de asentamientos israelíes, según Amnistía Internacional.

La corte suprema israelí rechazó el jueves la última apelación para salvar Jan al-Ahmar, un fallo que, a juicio de los defensores de esta comunidad palestina, dicta, en realidad, otro “crimen de lesa humanidad” de Israel.

Los activistas lamentan de que se trate de la apelación final para Jan al-Ahmar, y aseguran que otorga “permiso” para construir aldeas palestinas en las zonas controladas por el régimen de Tel Aviv es una misión “imposible”.

No solo propina un duro golpe a estas familias, sino que efectivamente proporciona luz verde para la transferencia forzosa, un crimen de guerra”, dice Amnistía Internacional (AI) en relación a la destrucción de la comunidad beduino-palestina de Jan al-Ahmar por Israel.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Medio (UNRWA, por sus siglas en inglés) ha dado fe de que Jan al-Ahmar vive amenazada desde hace once años por órdenes de demolición y por el plan de la transferencia forzada de todos los beduinos de esa zona.

“El plan que hay detrás de las demoliciones y la transferencia forzada es extender los asentamientos de colonos israelíes”, ha asegurado la directora de la UNRWA en España, Raquel Martí.

La mayoría de los países y organizaciones internacionales consideran ilegales los asentamientos que Israel construye en los territorios ocupados en la guerra de 1967.

Jan al-Ahmar se encuentra a unos dos kilómetros al sur del gran asentamiento israelí de Maale Adumim y, según las cifras actualizadas por la organización pro derechos humanos israelí B'Tselem, alberga a 32 familias que suman 173 personas, incluidos 92 niños y jóvenes.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios