jueves, 31 de mayo de 2018

Corte europea condena a Lituania y Rumania por ser cómplice de CIA

Corte europea condena a Lituania y Rumania por ser cómplice de CIA
Guardias militares escoltan a un detenido en la base naval de EE.UU. en Guantánamo, 6 de diciembre de 2006.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condena a Lituania y Rumania por haber colaborado con la CIA de EE.UU. para efectuar sus detenciones secretas.

El TEDH ha sentenciado después de haber examinado las demandas presentadas en 2011 y 2012 de los dos exprisioneros de la cárcel militar de EE.UU. en Guantánamo que demuestran la participación de estos dos países europeos en las detenciones secretas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Los exprisioneros querellantes, Abd al-Rahim al-Nachiri (contra Rumania) y Abu Zubaida (contra Lituania), denunciaron que antes de ser ingresados en Guantánamo habían estado detenidos en las cárceles secretas de la CIA en Rumania y Lituania entre 2004 y 2006.

“La participación de Lituania en el programa de detenciones secretas de la CIA la condujo a cometer múltiples violaciones de derechos humanos”, ha indicado el también denominado Tribunal de Estrasburgo.

Respecto a Rumanía, la sentencia ha dicho igualmente que este país cometió “varias violaciones de derechos humanos al hacerse cómplice del programa de detenciones secretas de la CIA”.

Según la sentencia, entre las violaciones figuran la prohibición de la tortura, el derecho a la libertad y seguridad de las personas y al respeto de su vida privada, además del derecho a un recurso efectivo.

La participación de Lituania en el programa de detenciones secretas de la CIA la condujo a cometer múltiples violaciones de derechos humanos”, ha indicado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

El TEDH ha condenado además a Vilnius y Bucarest a pagar a cada una de las víctimas 100 000 euros, a título con indemnización moral.

Guantánamo, una prisión de máxima seguridad, inaugurada en 2002 por orden del entonces presidente George W. Bush, llegó a albergar hasta 800 reos de 44 países. El centro de detención —situado en la base naval estadounidense de la bahía de Guantánamo, en el oeste del territorio de Cuba— ha recibido numerosas críticas por denuncias de abusos, atropellos y torturas a los prisioneros.

El pasado 13 de diciembre, el relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la tortura, Nils Melzer, dejó en claro que EE.UU. sigue torturando a los presos en el campo de detención de Guantánamo y criticó la “impunidad” de las autoridades responsables de estas violaciones. Pese a que los organismos pro derechos humanos reclaman su cierre, EE.UU. insiste en mantener abierta la cárcel.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios