viernes, 25 de mayo de 2018

Doble discurso de Trump frustró reunión con Kim Jong-un


La decisión de cancelar la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un deja en entredicho la seriedad y fiabilidad con la que EE.UU. ha estado negociando con su contraparte norcoreana. Para numerosos analistas, las acciones del Gobierno estadounidense no coincidían con el lenguaje utilizado.

La esperada cumbre entre los máximos mandatarios de EE.UU. y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, respectivamente, quedó cancelada y con ella la posibilidad de un nuevo enfrentamiento sobre el tema nuclear. Horas después, el presidente estadounidense hablaba en tono amenazador.

Trump justificó la decisión de cancelar la reunión con el tono agresivo del régimen norcoreano al haberse referido al vicepresidente Mike Pence como un “maniquí político”.

“Esto terminará como terminó el modelo de Libia, si Kim Jong-un no llega a un acuerdo”, dijo Pence días antes, lo que Corea del Norte consideró una amenaza, dado el final que tuvo en 2011 el jefe de Estado libio Muamar Gadafi.

La molestia del líder norcoreano, que ya había manifestado dudas sobre la cumbre, aumentó por el doble discurso de EE.UU., que por un lado planea diálogos para desnuclearizar Corea del Norte y por otro sigue realizando ejercicios militares conjuntos con Seúl.

Sin duda, los malos cálculos en el lenguaje utilizado en la volátil etapa de negociaciones pone al mundo nuevamente en incertidumbre y echa por los suelos la esperanza de pacificación de la península coreana.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios