lunes, 28 de mayo de 2018

EEUU desafía a China y promete seguir navegando en el mar del Sur

EEUU desafía a China y promete seguir navegando en el mar del Sur
El destructor de misiles USS Higgins de la Armada de EE.UU.

Estados Unidos dice estar decidido a continuar sus operaciones en el mar de la China Meridional pese a las advertencias de Pekín, que el domingo envió varios buques y aviones para expulsar dos naves estadounidenses que navegaban allí “ilegalmente”, según fuentes chinas.

“Continuamos nuestras operaciones para garantizar la libertad de navegación que llevamos a cabo de manera ordinaria desde el pasado y lo seguiremos haciendo”, indicó Christopher Logan, teniente coronel del Cuerpo de Marines y portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono).

En declaraciones hechas el domingo a la agencia oficial rusa de noticias TASS, Logan afirmó que tales operaciones están “amparadas por el derecho internacional”.

Esa misma jornada, dos buques de guerra estadounidenses llegaron, en el marco de una maniobra militar, a tan solo 12 millas náuticas (22 kilómetros) de distancia del archipiélago de las islas Paracelso, situadas en el mar de la China Meridional, reivindicado por Pekín.

Continuamos nuestras operaciones para garantizar la libertad de navegación que hemos llevamos a cabo de manera ordinaria en el pasado, y lo seguiremos haciendo”, indicó Christopher Logan, teniente coronel del Cuerpo de Marines y portavoz del Departamento de Defensa estadounidense (Pentágono).

China, además de tachar de un “provocación” la medida de EE.UU., dijo que esta “viola las leyes chinas e internacionales pertinentes, quebranta gravemente la soberanía de China, daña la confianza estratégica mutua entre los Ejércitos de los dos países y socava la paz, la seguridad y el buen orden de las aguas”.

El oficial militar estadounidense señaló que la Armada de su país lleva a cabo “a diario” operaciones en la región Asia-Pacífico y no requiere informar los detalles, sin embargo, indicó que el Pentágono los dará a conocer en el correspondiente informe anual.

El mar de la China Meridional es escenario de incesantes tensiones entre Pekín y Washington. En los últimos años, Estados Unidos ha enviado varias veces buques de guerra a las proximidades de los islotes controlados por China, so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

Pekín, por su parte, denuncia que los desplazamientos estadounidenses como “actos de provocación” y acusa a Washington de desestabilizar la zona, violar su soberanía y buscar dominar las aguas en cuestión.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios