lunes, 4 de junio de 2018

Espías británicos siguen usando tortura para obtener información

Espías británicos siguen usando tortura para obtener información
El secretario de Exteriores británico, Boris Johnson, durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, 22 de mayo de 2018.

El Partido Laborista del Reino Unido revela que los espías británicos todavía comparten información obtenida bajo tortura, violando las directrices oficiales.

En una carta dirigida esta semana al secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, la diputada laborista y secretaria “a la sombra” de Exteriores, Emily Thornberry, y el fiscal general “en la sombra” del Partido Laborista, Shami Chakrabarti, plantearon su inquietud por las cifras enterradas profundamente en el último informe anual presentado por el Comisionado de Servicios de Inteligencia (ISC, por sus siglas en inglés).

Este organismo supervisa las prácticas de intercambio de inteligencia entre las tres agencias de inteligencia británicas: el Servicio de Seguridad del Reino Unido (MI5), el Servicio de Inteligencia Secreto (MI6) y el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ, por sus siglas en inglés).

Un documento oficial denominado 'Guía consolidada sobre la detención y el interrogatorio de detenidos en el extranjero', o simplemente 'la Guía consolidada', fue conocido públicamente en 2009 y reúne las directrices sobre la obtención de información de detenidos en el extranjero.

Los datos hasta ahora no publicados del ISC revelan que, solo en 2016, las tres agencias y el Ministerio de Defensa del Reino Unido sintieron la necesidad de consultar la Guía en 921 casos, lo que supone más del doble que el año anterior.

El informe más reciente del comisionado revela una duplicación de los casos considerados en la Guía consolidada, en comparación con los últimos tres años, y un número sin precedentes de reconocidos fallos en la aplicación de la Guía”, escribe la diputada laborista Emily Thornberry y el fiscal general “en la sombra” del Partido Laborista, Shami Chakrabarti.

“El informe más reciente del comisionado revela una duplicación de los casos considerados en la Guía consolidada, en comparación con los últimos tres años, y un número sin precedentes de reconocidos fallos en la aplicación de la Guía”, escriben Thornberry y Chakrabarti, según reveló el domingo el diario local The Guardian.

La revelación es específicamente perjudicial para Londres, ya que recientemente se ha visto obligado a disculparse por la participación de espías del MI6 en la tortura de detenidos por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por las siglas en inglés) de Estados Unidos.

Por otra parte, señalan que el nombramiento de Gina Haspel, una agente de espionaje veterana con antecedentes de tortura, como nueva directora de la CIA en EE.UU. ha despertado más preocupación y advierten que esto indica que el Gobierno británico debe demostrar que toma en serio su cumplimiento con la prohibición internacional de la tortura.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios