martes, 5 de junio de 2018

FBI detiene a exagente estadounidense que espiaba para China

FBI detiene a exagente estadounidense que espiaba para China
Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en una misión en Estados Unidos.

Un exmiembro de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU. (DIA, por sus siglas en inglés) ha sido detenido por espiar para China.

El Departamento de Justicia estadounidense comunicó el lunes que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) detuvo el sábado a Ron Rockwell Hansen, de 58 años, por trabajar “ilegalmente como agente para el Gobierno chino”, según recoge la agencia británica de noticias Reuters.

Precisó que Hansen fue arrestado mientras iba de camino al aeropuerto internacional de Seattle-Tacoma, ubicado en la ciudad de SeaTac, para coger un vuelo de conexión a China.

Según el Departamento de Justicia, el detenido está acusado de transmitir información de Defensa nacional a China a cambio de “cientos de miles de dólares”. Hay fuentes que habla de que Hansen recibió al menos 800 000 de dólares por espiar para Pekín.

El exagente de DIA, de acuerdo con los medios, mantenía contactos regulares con los agentes de la Inteligencia china para trasmitirles la información de que disponía; en concreto, sobre la posición de Estados Unidos en la península coreana y las operaciones militares que había organizado o pretendía organizar contra China.

Reuters no ha averiguado de momento a quien podría representar Hansen en este caso.

La principal prioridad de Pekín es “obtener tecnología relacionada con las armas militares”, por lo que la Inteligencia china se dedica a “comprar” a altos funcionarios estadounidenses personalmente y a familiares de las élites políticas o empresariales de ese país con el objetivo de obtener información de inteligencia y hacer grandes negocios a favor de China. Y Hansen no es el único caso detectado.

Las autoridades estadounidenses detuvieron en enero a Jerry Chun Shing Lee, un exagente de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), por entregar información clasificada a China y causar la supuesta ejecución y encarcelamiento de 20 informantes de dicho servicio de espionaje.

Washington, no obstante, no es del todo la víctima, pues de continuo también ha espiado a China. En abril de 2017, China deportó a una mujer estadounidense acusada de espionaje: fue detenida en 2015 por el supuesto robo de secretos de Estado y transmitir información a terceros.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios