jueves, 7 de junio de 2018

Informe: Obama quería permitir a Irán en secreto el acceso al sistema financiero de EE.UU.

Informe: Obama quería permitir a Irán en secreto el acceso al sistema financiero de EE.UU.
Joshua Roberts / Reuters

Una nueva investigación ha revelado que pese a las sanciones en vigor el expresidente estadounidense Barack Obama quería permitir a Irán el acceso al sistema financiero nacional sin revelar sus planes al Congreso.

Un nuevo informe del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de EE.UU. que ha sido divulgado este miércoles, revela que la Administración de Barack Obama intentó en secreto darle acceso a Irán al sistema financiero del país norteamericano pese a las sanciones en vigor tras el acuerdo nuclear, informa la agencia AP.

Según una investigación que se prolongó casi dos años, el Departamento del Tesoro de EE.UU. emitió una licencia en febrero de 2016, nunca antes revelada, que habría permitido a Irán convertir un montante equivalente a 5,7 millones de dólares que tenía en un banco en Omán en riales omaníes a euros cambiándolos primero a la divisa estadounidense. Si el banco de Omán hubiera permitido el intercambio sin esa licencia, habría violado las sanciones que impiden a Irán realizar transacciones que afecten al sistema financiero de EE.UU.

El Gobierno de Obama engañó al pueblo estadounidense y al Congreso porque estaban desesperados por llegar a un acuerdo con Irán

La iniciativa no tuvo éxito porque los bancos estadounidenses, ante el miedo de no cumplir con las sanciones existentes, se negaron a participar citando el riesgo de hacer negocios con Irán o para Irán. Emitir la licencia no era ilegal, pero la medida fue más allá de lo que la Administración Obama debía hacer bajo los términos del acuerdo nuclear.

"El Gobierno de Obama engañó al pueblo estadounidense y al Congreso porque estaban desesperados por llegar a un acuerdo con Irán", dijo el senador por Ohio y presidente del subcomité republicano Rob Portman.

La concesión de la licencia al banco Muscat contrastaba fuertemente con las repetidas declaraciones públicas de la Casa Blanca bajo el mandato de Obama, el Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado, que negaban que la administración contemplara permitir el acceso de Irán al sistema financiero de EE.UU.

Poco después de que se alcanzara el acuerdo nuclear en 2015, el entonces secretario del Tesoro, Jack Lew, testificó que incluso con el alivio de las sanciones a Irán se le negaría "el acceso al mercado financiero y comercial más grande del mundo".

Los exfuncionarios de la Administración Obama revelaron bajo condición de anonimato que la decisión de otorgar la licencia correspondía a los principios del acuerdo, que incluían permitir a Irán recuperar el acceso a las reservas extranjeras prohibidas bajo las sanciones. Al mismo tiempo, las declaraciones de miembros de la anterior Administración tenían como objeto evitar interpretaciones incorrectas sobre estas acciones.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios