martes, 26 de junio de 2018

Israel impide a periodista musulmán de AP cubrir visita de William

Israel impide a periodista musulmán de AP cubrir visita de William
Nebi Qena visto por las fuerzas de seguridad israelíes al cubrir la marcha palestina contra la decisión de EE.UU. sobre Al-Quds, 9 de diciembre de 2017.

Israel provoca una vez más la ira de la comunidad internacional al impedir que un periodista musulmán de AP cubriera la visita del príncipe británico William.

Nebi Qena, principal productor de televisión de la agencia estadounidense de noticias Associated Press (AP) para los territorios ocupados palestinos, se demoró el martes unos 45 minutos, lo que le impidió cubrir la polémica visita del príncipe británico William (Guillermo) a la residencia oficial del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Según el mismo productor acreditado por la AP, el retraso se debió a que los guardias de seguridad israelí lo interrogaron tanto a él como a sus colegas sobre su “origen étnico” y si “era musulmán”.

Qena, de etnia albanesa de Kosovo y ciudadano albanés, ha trabajado con la AP durante 10 años, incluidos tres con base en la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén).

La FPA condena con severidad este comportamiento desgraciado e indefendible del personal de seguridad de la oficina del primer ministro. Desafortunadamente, este es solo el último de una larga lista de comportamientos ofensivos y sin precedentes del personal de seguridad”, denuncia la Asociación de la Prensa extranjera en relación con las trabas impuestas por las fuerzas de seguridad israelíes a un periodista musulmán de AP para cubrir la visita del príncipe Guillermo.


La medida de las fuerzas de seguridad de Netanyahu causó la denuncia no solo de AP sino también de muchos organismos, entre ellos, la Asociación de la Prensa extranjera (FPA, por sus siglas en inglés) en los territorios ocupados palestinos, pues la tacharon del “grave caso de control étnico”.

“La FPA condena con severidad este comportamiento desgraciado e indefendible del personal de seguridad de la oficina del primer ministro. Desafortunadamente, este es solo el último de una larga lista de comportamientos ofensivos y sin precedentes del personal de seguridad, incluidas preguntas personales y cacheos y órdenes de desnudarse a periodistas que tratan de cubrir las noticias”, argumentó.

Además urgió a la oficina de Netanyahu a que “se disculpe” por el caso, recordando que Qena se había registrado al evento con anterioridad y se recibieron garantías de que se le permitiría entrar.

La prensa extranjera ha denunciado en múltiples ocasiones que es sometida a controles exhaustivos por parte de la seguridad israelí, que, de hecho, cuenta con un largo historial de ataques contra los periodistas nacionales e internacionales por grabar sus actividades, especialmente, la represión de palestinos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios