jueves, 19 de julio de 2018

España rechaza extradición de Puigdemont solo por malversación

España rechaza extradición de Puigdemont solo por malversación
El destituido presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, abandona la prisión de Neumuenster, Alemania, 6 de abril de 2018.

La Justicia de España ha rechazado este jueves la entrega del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont solo por el delito de malversación.

“El juez Pablo Llarena ha dictado un auto en el que rechaza la entrega a España del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en las condiciones acordadas por el Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein (Alemania), es decir, para ser juzgado solo por un delito de malversación de caudales públicos pero no por rebelión o sedición”, ha anunciado un comunicado publicado por el Tribunal Supremo (TS) español.

El magistrado ha optado por retirar la euroorden, pero no así la orden de detención nacional. Puigdemont será libre para viajar por el extranjero, pero si decide poner un pie en territorio español sería arrestado.

La retirada de la orden europea e internacional de detención también afecta al resto de políticos independentistas en el extranjero: Toni Comín, Meritxell Serret, Lluis Puig, Clara Ponsatí y Marta Rovira.

El abogado de Puigdemont, ha exclamado este jueves, ante la decisión del magistrado Llarena contra su defendido: “Parece que nos ha quedado un verano inmejorable”.

El juez Pablo Llarena ha dictado un auto en el que rechaza la entrega a España del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en las condiciones acordadas por el Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein (Alemania), es decir, para ser juzgado solo por un delito de malversación de caudales públicos pero no por rebelión o sedición”, ha anunciado un comunicado publicado por el Tribunal Supremo (TS) español.

Puigdemont fue detenido en Alemania el pasado 25 de marzo por una euroorden del Tribunal Supremo de España por la presunta comisión de delitos de rebelión y malversación de caudales públicos durante el proceso independentista catalán.

La defensa del cesado expresidente argumenta la inexistencia de rebelión y malversación y denuncia que, en realidad, sus clientes son víctimas de varias violaciones de procedimiento —entre ellas, que no se les haya permitido defenderse hasta dictarse el auto de procesamiento—, lo que, asegura, contradice los derechos europeo e internacional.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios