miércoles, 18 de julio de 2018

La mayoría de los chinos apoya boicot de productos "Made in USA"

La mayoría de los chinos apoya boicot de productos "Made in USA"
Un restaurante de la cadena de comida rápida estadounidense McDonalds en China.

La mayoría de los consumidores chinos estaría dispuesta a boicotear los productos estadounidenses en caso de una guerra comercial con Washington, dice un sondeo.

De los 2000 encuestados en 300 ciudades de China, el 54 por ciento dijo que “probablemente” o “definitivamente” dejaría de comprar los productos ‘Made in USA’, frente a sólo 13 por ciento de la gente que rechazó tal boicot.

El resto de los encuestados, es decir el 33 por ciento, dijo que no estaba seguro o que actualmente no compraba productos de marca estadounidense, según la encuesta, realizada por FT Confidential Research (FTCR), una unidad de investigación del periódico británico Financial Times.

El sondeo se llevó a cabo entre el 27 de junio y el 10 de julio, en su mayoría antes de que la Administración estadounidense de Donald Trump declarase oficialmente la guerra a Pekín el 6 de julio, imponiendo aranceles del 25 % a la importación de algunos bienes de China, por valor de 34 000 millones de dólares.

El gigante asiático adoptó inmediatamente medidas recíprocas, advirtiendo de que nadie se beneficiaría de “la mayor guerra comercial de la historia económica hasta la fecha” declarada por EE.UU.

Por el momento, el Gobierno chino se ha abstenido de llamar a boicotear los productos estadounidenses para evitar la reciprocidad de Washington, pero si lo hace causaría consecuencias catastróficas para EE.UU. dado el gigante tamaño de la población china que supera 1415 millones de personas.

Corea del Sur y Japón tienen la amarga experiencia del boicot chino. Pekín lanzó el año pasado un boicot a los bienes y servicios de su vecino surcoreano debido a la decisión de éste de instalar el estadounidense sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés). El turismo y la industria automotriz en Corea del Sur fueron los más afectados por esta disputa.

En el caso de Japón, las ventas de automóviles nipones en China cayeron un 32 por ciento en los 12 meses posteriores a que Pekín lanzara un boicot en septiembre de 2012 por una disputa territorial.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios