domingo, 15 de julio de 2018

Misiles antitanque rusos, “la peor pesadilla” de la OTAN

Misiles antitanque rusos, “la peor pesadilla” de la OTAN
Uniformados rusos usan un misil antitanque Kornet.

Los misiles antitanque rusos cuentan con ojivas termobáricas o de fragmentación, lo que les convierte en sumamente potentes y en la peor pesadilla de la OTAN.

El analista militar estadounidense Charlie Gao, en un informe publicado el sábado por la revista estadounidense The National Interest, advierte que Rusia está “a la vanguardia” en materia de ojivas y que sus misiles antitanque están a otro nivel en comparación con los variantes estadounidenses y de los otros países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Según el analista, dejando aparte la precisión de los misiles antitanque rusos, lo que realmente marca la línea entre estos y sus variantes occidentales es el hecho de que tienen ojivas termobáricas o de fragmentación y que por esto pueden ser usados en contra de muchos otros objetivos a parte de tanques y vehículos armados.

Analizando el misil antitanque Kornet, asegura que las cabezas termobáricas lo convierten en una herramienta sin igual de negación de área y de ataque contra unidades de infantería y hasta otras unidades de misiles antitanque.

“En combinación con sus capacidades de observación, las cabezas termobáricas lo convierten en una poderosa herramienta antiacceso y de negación de área [anti-access/area denial o A2/AD, por sus siglas en inglés] contra la infantería”, afirma.

En combinación con sus capacidades de observación, las cabezas termobáricas lo convierten en una poderosa herramienta antiacceso y de negación de área [anti-access/area denial o A2/AD, por sus siglas en inglés] contra la infantería”, afirma el analista militar estadounidense Charlie Gao, sobre los misiles antitanques rusos contra objetivos de la OTAN.

Además, señala que los misiles antitanque rusos, debido a su potencia y el uso de ojivas termobáricas y de fragmentación, son ideales para llevar a cabo ataques contra unidades de infantería dado que estos últimos casi no tendrían chance alguno para defenderse o escapar del misil, por lo que es, en actualidad, uno de los mayores dolores de cabeza para la OTAN.

En los últimos años Rusia ha invertido gran cantidad de capital en el desarrollo y la renovación de sus armas y equipos militares y sus labores parecen estar dando fruto ya que han podido ayudar a Rusia para que se vuelva a establecer —tras el colapso de la Unión Socialista de Repúblicas Soviéticas (URSS)— como una de las potencias mundiales en materia militar.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios