martes, 17 de julio de 2018

Rusia crea casco militar ‘camaleónico’ capaz de imitar el entorno

Rusia crea casco militar ‘camaleónico’ capaz de imitar el entorno
Los soldados del Ejército de Rusia.

Una compañía rusa ha fabricado un casco de combate capaz de mimetizarse con el entorno y hacer a los soldados invisibles a los ojos del enemigo.

“Uno de nuestros proyectos es un material que imita, como un camaleón, el color del entorno. Hemos diseñado un casco con esta tecnología y lo mostraremos en alguna de las próximas exposiciones”, ha dicho este martes el director general de la corporación estatal rusa Rostec, Serguéi Chemezov.

En declaraciones a la agencia rusa de noticias TASS, el ejecutivo ha enfatizado asimismo que Rostec está actualizando constantemente sus artículos con el objetivo de proteger y equipar mejor a los soldados.

Además de indicar que las muestras de prueba de los nuevos materiales ya se han producido, Chemezov ha sostenido que “es una forma ideal de camuflar tropas y hardware”. Asimismo ha afirmado que con tales materiales Rusia es capaz de hacer “invisibles” los tanques y otros vehículos de combate.

Uno de nuestros proyectos es un material que imita, como un camaleón, el color del entorno. Hemos diseñado un casco con esta tecnología y lo mostraremos en alguna de las próximas exposiciones”, anuncia el director general de la corporación estatal rusa Rostec, Serguéi Chemezov.

Rostec es una de las principales empresas de defensa de Rusia. Entre sus proyectos recientes hay un casco de alta tecnología para pilotos de las Fuerzas Aéreas, equipado con un sofisticado sistema de identificación de objetivos.

En febrero pasado, medios de Rusia informaron de que el presidente del país, Vladímir Putin, estaba impulsando un ambicioso programa estatal para modernizar el Ejército y su arsenal y multiplicar la producción de armamento en los próximos diez años, a fin de hacer de las armas rusas las más efectivas y precisas del mundo.

Según el viceministro ruso de Defensa, Yuri Borísov, el programa estatal de armamento 2018-2027 (GPV-2027, por sus siglas en ruso) contempla aportar portaaviones modernos a las Fuerzas Armadas rusas y fabricar “superarmas”, algunas de ellas basadas en nuevas investigaciones físicas.

Conforme al proyecto, el 70 % de los efectivos terrestres y navales de Rusia deberán estar equipados en el año 2020 con armamento y tecnología modernos, ha informado el diario español La Vanguardia.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios