domingo, 19 de agosto de 2018

Acusan a la ONU de obstruir la investigación a un alto cargo por abusos sexuales

Acusan a la ONU de obstruir la investigación a un alto cargo por abusos sexuales
Prashanti Tiwari en una conferencia de prensa. 31 de mayo de 2018, Londres, Reino Unido. www.globallookpress.com

La presunta víctima de agresión sexual por parte de un empleado de alto rango de la ONU afirma que la organización ha entorpecido la investigación.

La activista india Prashanti Tiwari, exconsultora en la India para el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), acusó a la ONU de obstaculizar una investigación interna después de refutar sus denuncias de conducta sexual indebida contra Diego Palacios, representante de la India en el UNFPA, informa The Guardian.

Tiwari compartió su historia con The Times of India. Según la querellante, los abusos sexuales por parte de Palacios empezaron el 27 de marzo de 2017, cuando la tocó "de manera inapropiada durante una sesión de fotos grupales". Entre otras acusaciones, en la denuncia Tiwari también afirma que Palacios la manoseó mientras estaban solos en un ascensor y que le ofreció un contrato a cambio de lo que ella entendía como favores sexuales y que, por lo tanto, rechazó.

Pero en enero de este año, "el mismo funcionario" volvió a ofrecerle un contrato de trabajo. "Finalmente en febrero decidí romper mi silencio", dice Tiwari, que ese mes presentó una denuncia ante la Policía del estado indio de Bihar.

¿Cómo entra la ONU en escena?


El 2 de febrero, aparentemente después de no lograr obtener ayuda del UNFPA, Tiwari dirigió una carta al Ministerio de Asuntos Exteriores de la India, solicitando al Gobierno que se le retirara la inmunidad a Palacios para poder iniciar actuaciones penales contra él.


Dos semanas más tarde, en una aparente respuesta a una solicitud de información, el UNFPA escribió al ministerio que Palacios poseía "inmunidad judicial [...], a menos y hasta que el secretario general de las Naciones Unidas decida retirarle la inmunidad". "Hasta donde tenemos conocimiento, no se ha transmitido ninguna petición de este tipo", seguía la carta.

Según el portavoz de António Guterres, secretario general de la ONU, la organización mundial confirmó al Gobierno indio que Palacios disfrutaba de inmunidad funcional y agregó que no se podía determinar si esta se aplicaría en este caso hasta que se recibiera una solicitud de exención.

Después de una larga investigación interna llevada a cabo por la Oficina de Servicios de Auditoría e Investigación (OAIS), que asumió la responsabilidad de examinar el caso, este fue cerrado definitivamente por falta de "pruebas suficientes, claras y convincentes".

La OAIS publicó el 10 de agosto una nota de prensa en la que concluía que "la OAIS ha determinado que las acusaciones no están fundamentadas. Sobre esa base, la OAIS ha cerrado el caso". Palacios aún no ha sido entrevistado.

"¡Increíble! A pesar de haber demostrado la mayoría de los hechos, incluido el contacto físico, el UNFPA consideró que las alegaciones eran infundadas. Horribles estándares de pruebas y encubrimiento por parte de la ONU", comentó Tiwari en una post de Twitter.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios