sábado, 4 de agosto de 2018

Dinamarca multa por primera vez a una mujer por el velo islámico

Dinamarca multa por primera vez a una mujer por el velo islámico
Protestan en Dinamarca por la ley que prohíbe el velo facial en espacios públicos, 1 de agosto de 2018.

Dinamarca multa a una mujer musulmana por llevar el velo y el niqab islámicos por haber violado una nueva ley que prohíbe esa ropa en lugares públicos.

La mujer, de 28 años de edad, se convirtió el viernes en la primera víctima de la nueva y controvertida ley, tras acudir la Policía danesa a un centro comercial de la ciudad de Horsholm, en la región nororiental de Nordsjaelland, donde la multada se había visto envuelta en una pelea con otra mujer que había intentado arrancarle el niqab, según las explicaciones del responsable policial David Borchersen a la agencia de noticias local Ritzau.

“Durante la pelea se le cayó el niqab, pero cuando llegamos se lo había puesto de nuevo”, dice Borchersen, que cuenta que los agentes amenazaron entonces a la víctima con quitarse la prenda, abandonar el lugar o ser multada. “Ella eligió este último”, afirma.

La policía revisó imágenes de las cámaras de seguridad del centro para determinar si la segunda mujer había arrancado el velo a la multada a propósito. Luego de acusar a ambas mujeres de violar la paz, se impuso a la musulmana una multa de 1000 coronas danesas (unos 134 euros) por violar la “ley del velo total.”

Durante la pelea se le cayó el niqab, pero cuando llegamos se lo había puesto de nuevo”, explica el responsable policial danés David Borchersen sobre el primer incidente que se ha saldado con una multa a una musulmana por llevar niqab.

Se aplicó así una ley que entró en vigor el miércoles y que prohíbe llevar en público cualquier elemento que oculte la cara. Aunque no contempla expresamente el caso de los velos integrales islámicos y también castiga, por ejemplo, el uso de barbas postizas, la medida ha generado malestar en la comunidad musulmana.

La capital danesa, Copenhague, albergó el miércoles una manifestación en protesta por esta medida a la que acudieron numerosas mujeres con el rostro cubierto. Para Human Rights Watch (HRW), se trata de una ley “discriminatoria”, la última de una “peligrosa tendencia” que se ha extendido también por otros países europeos.

Los musulmanes que residen en Europa se encuentran con frecuencia en situaciones extremas por su modo de vida y sus hábitos, como es rezar en las mezquitas, donde son insultados, por no hablar de los ataques de grupos neonazi u otros de mentalidad racista. En junio, Austria anunció su intención de cerrar siete mezquitas y expulsar a unos 60 imanes, en el marco de una campaña supuestamente dirigida contra el extremismo.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios