sábado, 4 de agosto de 2018

Fuente israelí revela pago millonario saudí a mercenarios en Yemen

Fuente israelí revela pago millonario saudí a mercenarios en Yemen
Fuerzas respaldadas por Arabia Saudí en una carretera durante una ofensiva para ocupar la ciudad portuaria de Al-Hudayda, 21 de junio de 2018.

Una fuente israelí revela que la inversión saudí para mantener a sus mercenarios en Yemen llega a 5000 millones de dólares al mes.

Un informe publicado el viernes por el diario israelí Haaretz revela que los Al Saud pagan de forma mensual unos 5000 millones de dólares a los combatientes africanos y latinoamericanos que acompañan a Riad en la agresión que mantiene desde el 26 de marzo de 2015 contra el vecino Yemen.

Este presupuesto multimillonario, según destaca la fuente, forma parte de la campaña multilateral saudí lanzada a petición del expresidente prófugo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi contra el país más pobre del mundo árabe, al que suman más de 100 000 misiones de combate realizadas contra Yemen.

Riad y sus aliados además usan los armamentos estadounidenses y reciben la ayuda de Washington, autorizada por el Congreso estadounidense, que incluye suministrar el combustible a los aviones saudíes y emiratíes, siempre y cuando las incursiones aéreas estén dirigidas contra posiciones de los grupos terroristas como Al-Qaeda.

Sin embargo, recuerda la publicación, los informes emitidos por los medios yemeníes afirman que ningún ataque fue registrado contra posiciones terroristas en el sur del país. Los ataques saudíes se dirigen contra los civiles y las infraestructuras civiles como hospitales y colegios, pese al rechazo internacional.

Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) están usando a los integrantes de Al-Qaeda para fortalecer, con los fondos saudíes, a las bandas tribales que luchan contra Ansarolá (movimiento popular yemení)”, se lee en un informe publicado en el diario israelí Haaretz.

“Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) están usando a los integrantes de Al-Qaeda para fortalecer, con los fondos saudíes, a las bandas tribales que luchan contra Ansarolá (movimiento popular yemení)”, se lee en el informe.

Pese a todo eso, los Al Saud y sus aliados están preocupados por el hecho de cómo salir del pantano que han creado en Yemen sin que eso implique una victoria para Ansarolá que resiste ante los agresores y ha puesto en entredicho el poderío militar saudí, según resalta la publicación.

La comunidad internacional —sobre todo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU)— ha llamado una y otra vez al régimen de los Al Saud a poner fin de una vez por todas a esta “estúpida guerra”, que ha dejado más de 11 000 muertos y cerca de 23 000 heridos, de acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad de Yemen.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios