viernes, 17 de agosto de 2018

Macri admite aumento de la pobreza en Argentina

Macri admite aumento de la pobreza en Argentina

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, admitió el viernes que la pobreza aumentó en los últimos meses a causa de la devaluación de la moneda nacional.

“Lamentablemente, con esta devaluación que tuvimos, trajo un rebote en la inflación, y la inflación es el mayor generador de pobreza, con lo cual vamos a ver qué parte de lo que habíamos conquistado como reducción de pobreza lo vamos a perder”, dijo Macri en una rueda de prensa en la norteña provincia de Jujuy.

Los índices de pobreza, que generaron protestas a lo largo del país, se redujeron en el 2017 a 25,7 por ciento desde el 30,3 por ciento de fines de 2016, gracias a una incipiente recuperación de la actividad económica y a un camino descendente de la inflación.

Sin embargo, desde abril, la economía local se vio afectada por el alza de tasas a nivel internacional, la aversión al riesgo y los diversos escándalos en el escenario político de Argentina que llevaron a una mayor demanda de dólares, lo que causó una devaluación del peso de casi el 38 por ciento y un nuevo repunte inflacionario.

Los economistas, consultados por el Banco Central, pronostican que la economía se contraerá un 0,3 por ciento este año, comparado con un crecimiento de 2,9 por ciento en el 2017, y proyectan una inflación a fines del 2018 del 31,8 por ciento, por arriba del 24,8 por ciento de fines del 2017. Macri dijo que se crecerá nuevamente el año próximo, pero aclaró que “no mucho”.

Lamentablemente, con esta devaluación que tuvimos, trajo un rebote en la inflación, y la inflación es el mayor generador de pobreza, con lo cual vamos a ver qué parte de lo que habíamos conquistado como reducción de pobreza lo vamos a perder”, dijo el presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Macri, obsesionado con reducir el número de pobres durante su mandato, apenas asumió la Presidencia, se fijó como objetivos reducir a un dígito ambos porcentajes para diciembre de 2019. Ahora a un año y cuatro meses de terminar su gestión, se mantiene en los tres dígitos, cifras casi idénticas a cuando llegó al poder.

Quienes lo conocen, aseguran que para el presidente es la principal deuda que tiene con el electorado que lo votó en 2015, y también con la otra mitad que no se inclinó por él en el balotaje.

“A mí me duele muchísimo porque era mi principal compromiso y sé porque los visito, porque recorro el país, porque hablo lo que significa estar en la pobreza. Y sé la desesperación y las ganas a partir de un buen trabajo por salir de ese lugar”, agregó.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios