jueves, 9 de agosto de 2018

Tras el rechazo del Senado al aborto legal el Gobierno argentino buscará despenalizar la práctica

Tras el rechazo del Senado al aborto legal el Gobierno argentino buscará despenalizar la práctica
El presidente argentino Mauricio Macri durante una rueda de prensa el 18 de julio de 2018. Marcos Brindicci / Reuters

El Congreso argentino votó en contra de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, sin embargo el Ejecutivo planea una reforma del Código Penal que evite que las mujeres que abortan sean sancionadas penalmente.

Un día después del rechazo del Senado argentino a la legalización del aborto, varios medios de comunicación se hicieron eco de una propuesta del Poder Ejecutivo. En el marco de la reforma del Código Penal que se enviará este mismo mes al Congreso, podría incluirse la despenalización de las mujeres que interrumpan sus embarazos voluntariamente.

Hasta el momento, de acuerdo al Código vigente que data de 1921, el aborto es no punible solo ante casos de violación, peligro de vida o salud de la madre e inviabilidad extrauterina del feto. Cualquier otra circunstancia acarrea la sanción penal de la mujer de uno a cuatro años de prisión.

Con esta propuesta que, de acuerdo al diario Clarín es impulsada sobre todo por el ministro de Justicia, Germán Garavano, las mujeres dejarían de ser penalizadas. De todas formas, se mantendría la ilegalidad del aborto con lo cual, tal como reza la actual legislación, habría condenas para médicos, cirujanos y/o farmacéuticos que lleven adelante la práctica.


Esta propuesta tiene, a priori, un consenso mayoritario entre los legisladores, ya que durante el debate por el aborto, casi todos ―más allá de su postura― sostuvieron que las mujeres no deberían ir presas por esto. Así lo expresó el senador Esteban Bullrich, uno de los principales opositores al proyecto de legalización. "No es razonable pensar que si una mujer aborta debe ir presa", sostuvo este jueves en diálogo con radio La Red.

"No me siento aliviado por el resultado. Creo que hay mucho trabajo por delante. Creo que hay una vocación de muchos senadores de cambiar las cosas", completó el exministro de Educación.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios